Escuchar Descargar Podcast
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 21/04 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 21/04 14h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 21/04 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 21/04 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 21/04 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 21/04 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 20/04 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 20/04 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 20/04 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 20/04 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 20/04 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 20/04 16h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Europa

El juicio a la secesión catalana, batalla judicial y mediática

media Enfrentamientos entre antidisturbios y votantes el 1 de octubre de 2017 REUTERS/Susana Vera

El juicio en el Tribunal Supremo contra doce líderes catalanes acusados por el intento fallido de secesión no será solo una batalla judicial, sino también mediática entre Madrid y los independentistas, que ven una oportunidad para ganar simpatías a nivel internacional.

 

"Tenemos que hacer de este juicio una herramienta de denuncia, utilizarlo en nuestro objetivo de hacer la independencia de Cataluña", aseguraba recientemente la presidenta de la influyente asociación separatista ANC, Elisenda Paluzie.
   Más de 600 periodistas acreditados de 150 medios, muchos de ellos extranjeros, y emisión en directo por la televisión: el juicio es una plataforma perfecta para la estrategia independentista de seducir a la comunidad internacional y denunciar la supuesta represión en España.
   Pero esta vez el gobierno español no quiere permanecer a la expectativa.
   Desde un departamento del ministerio de Exteriores dedicado a promover la imagen de España internacionalmente anunciaron en las vísperas del juicio una campaña para contrarrestar los "ataques sin fundamento del entorno independentista".
   "Nuestro trabajo se va a centrar en desmontar con argumentos sólidos y datos contrastados las 'fake news' puestas en circulación alrededor de este proceso", explicó a la AFP la secretaría de Estado España Global.
   Como parte de la campaña lanzaron el vídeo "This is the Real Spain", subtitulado al inglés, donde defienden las libertades existentes en España y su puntuación de 94/100 en un índice elaborado por la oenegé estadounidense Freedom House.
   En él aparecen la presidenta del Banco Santander Ana Botín, la cineasta Isabel Coixet o el secretario general de la OCDE, el mexicano José Ángel Gurría, que ubica España "al nivel de los países más abiertos y desarrollados del mundo".
   La llegada al poder del socialista Pedro Sánchez en junio, con un catalán contrario al independentismo como Josep Borrell en la cartera de Exteriores, supuso un cambio en la estrategia diplomática adoptada por Madrid.
   Frente a la pasividad del anterior ejecutivo conservador de Mariano Rajoy ante la hiperactividad comunicativa del independentismo, en constante contacto con la prensa internacional, Borrell y su equipo no escatiman esfuerzos en rebatir sus argumentos.
   "Estamos iniciando una etapa completamente diferente a la del gobierno de Rajoy, que ha supuesto un alto coste en términos de desinformación", afirmó la secretaría de Estado España Global.
   Además, el ministerio de Justicia y el Tribunal Supremo mantuvieron encuentros con prensa internacional en Madrid en los días previos. El primero entregó a los reporteros un voluminoso dossier sobre los méritos de la justicia española.
   Y el jueves, casi a las puertas del proceso, Sánchez viajó a Estrasburgo para ensalzar las bondades del sistema judicial ante el Consejo de Europa y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, donde los independentistas quieren apelar en caso de ser condenados.

   - En Madrid "se sienten inseguros" -

   Para los independentistas, convencidos de que sus líderes están encarcelados por motivos políticos y que no tendrán un juicio justo en el Tribunal Supremo, estos esfuerzos del gobierno reafirman sus teorías.
   "Cuando el gobierno español se ve obligado a hacer una campaña de márketing y desinformación, quiere decir que se sienten inseguros", dice el responsable regional de Exteriores, Alfred Bosch, en un reciente viaje a Londres.
   Y aunque desde su departamento rechazan iniciar "una guerra mediática", Bosch anunció que viajará a las principales capitales europeas para explicar "la verdad" sobre estos juicios y que habilitará un centro de prensa internacional en Madrid para que los periodistas sigan el proceso "sin filtros".
   Además, la televisión pública catalana, financiada por el gobierno independentista, lanzará una cobertura especial de los juicios en inglés para dar "dimensión internacional a la cobertura".
   Y desde las asociaciones independentistas como ANC y Omnium preparan también campañas internacionales que contemplan la difusión de vídeos promocionales en varios idiomas y actos en ciudades europeas.
   Algunas defensas reclamaron incluso la presencia de observadores internacionales en la sala para controlar la pulcritud del proceso, una medida considerada innecesaria por el Supremo al ser una audiencia pública y retransmitida en directo por televisión.
   Aun así, la plataforma International Trial Watch, integrada por seis asociaciones catalanas, intentará llevar a observadores extranjeros para seguir el proceso aunque sea como parte del público ordinario.

Con AFP

 

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.