Escuchar Descargar Podcast
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 23/07 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 23/07 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 23/07 14h00 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 23/07 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 23/07 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 23/07 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 23/07 10h00 GMT
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 22/07 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 22/07 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 22/07 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 22/07 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 22/07 16h13 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

"Los países europeos se protegen cada día más de los que podrían pedir asilo"

 
Pscale Taelman es abogada especialista en derecho de asilo en Francia. RFI

Según cifras oficiales, en 2018, Francia recibió más de 127 mil solicitudes de asilo, un alza de casi un 22 % respecto al 2017, y al mismo tiempo el número de personas que recibieron una respuesta positiva bajó drasticamente. La abogada especialista del derecho de asilo, Pascale Taelman, lamenta en Escala en París una política nacional y europea que va "en contra de la defensa de los derechos humanos". 

Según la especialista en derecho de asilo y Presidenta del consejo del orden de abogados de Créteil, al sur de París, las cifras comunicadas por el Estado francés muestran que " la situación mundial está muy mal y que los países ricos, los países de Europa se protegen cada día más de los que podrían venir a pedir asilo".  "Es un problema muy grande, asegura, porque los derechos humanos pagan muy caro este precio"

Esas cifras cuestionan lo que hace Francia en materia de derecho de asilo. Pascale Taelman asegura que este país "respeta el derecho de asilo en el sentido que cuando uno llega puede hacer un pedido y ese  pedido puede ser revisado por la Oficina francesa de protección de refugiados y apátridas (OFPRA) primero y después por la Corte de Recursos de los demandantes de asilo; pero, cada día, la manera de tratar esos expedientes es más difícil".

Leer también ► Europa se blinda ante la llegada de migrantes y refugiados

"Se recortan los plazos para los demandantes de asilo, para registrar la demanda, para que puedan hablar. Se recorta la estancia de ellos en Francia mientras se examina el pedido de asilo cuando vienen de países que se dicen seguros", agrega. En sí, la administración convierte un proceso ya difícil en largo en una prueba casi insuperable después de un recorrido ya tortuoso para llegar hasta Francia.

Una lógica de disuasión

Anteriormente un demandante de asilo que llegaba a Francia tenía 120 días para hacer su demanda, hoy día tiene 90 días. Durante ese período el demandante de asilo tiene que conseguir dónde albergarse, tiene que traducir su demanda, porque su demanda debe ser en francés y no en otro idioma; tiene que encontrar alguien que se lo traduzca, traducir los documentos que puede dar como prueba de su demanda; tiene que saber cómo es el procedimiento de la demanda de asilo. "Es decir que tres meses es muy corto", resume Pascale Taelman.

Leer también ► Europa frente al desafío de los inmigrantes en el Mediterráneo

Hasta el ex director de la OFPRA lo ha hecho saber. Afirma que en Francia como en Alemania se ha instalado una lógica de la disuasión, consistente en aplicar condiciones cada vez más duras para reducir las nuevas demandas. 

Este método se ha reforzado con la ley Dublín: se impide que se haga un pedido de asilo a personas que transitaron por otros países europeos, "y por supuesto llegar a Francia sin transitar por otros países europeos es una cosa casi imposible, o tiene uno que ser paracaidista para llegar, y después se les pone plazos cada día más duros", denuncia la abogada. 

Entre 2015-2017 se vivió lo que se llamó la "crisis de los migrantes", resultado directo de la guerra en Siria, pero también de la situación en Libia, Afganistán o Irak. "Desde entonces el flujo ha reducido muchísimo", comenta Pascale Taelman que lamenta que los países europeos se protejan "contra un peligro que no existe porque es también una manera de no tratar los problemas reales del país interno".

#Escala en París también está en Facebook. Un programa coordinado por Florencia Valdés

 

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.