Escuchar Descargar Podcast
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 17/06 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 17/06 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 17/06 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 17/06 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 17/06 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 17/06 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 17/06 14h03 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 17/06 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 17/06 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 17/06 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 17/06 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 16/06 23h03 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Europa

Francia, molesta por entrada sorpresiva de Holanda en capital de Air France-KLM

media El grupo Air France-KLM nacido de una fusión entre las dos compañías en 2003. REUTERS/Charles Platiau

Tensiones entre las compañías Air France y KLM saltaron a la luz este miércoles después de que Holanda entrara en el capital del grupo franco-holandés, tomando por sorpresa a Francia.

Este martes, La Haya anunció haber adquirido el 12,68% del capital de Air France-KLM –grupo nacido de una fusión entre las dos compañías en 2003– antes de precisar al día siguiente que había alcanzado su meta de 14% del capital. El objetivo era alcanzar una posición equivalente a la del gobierno francés, que posee 14,3% del grupo.

Esta entrada sorpresa de Holanda en el capital de Air France-KLM fue acogida fríamente por París que no estaba al corriente de la operación. El presidente Emmanuel Macron pidió explicaciones, y está previsto que el ministro de Economía Bruno Le Maire reciba a su homólogo holandés este viernes.

El Ministerio de Economía francés tachó la maniobra de "sorprendente" e "inamistosa" y estimó que "la forma en que se ha adquirido esta posición recuerda las técnicas de 'traders' y no de accionistas estatales".

"La decisión del gobierno neerlandés es incomprensible e inesperada":

Según el diario De Volskrant, el primer ministro holandés Mark Rutte advirtió personalmente a Macron sobre esta operación y el ministro de Finanzas holandés llamó a su par francés, pero una vez realizada la compra.

Como consecuencia del anuncio, la cotización de la aerolínea se hundió en la bolsa. Una caída que "muestra decepción y miedo", comenta un analista de AlphaValue. Los inversionistas consideran, según él, "que existe un riesgo potencial de que la presencia de los Estados limite el margen de maniobra operativo de Ben Smith", el nuevo director general del grupo Air France-KLM.

Para el diario de referencia De Volkskrant, el gobierno holandés se sintió obligado a invertir porque estimaba que su influencia era insuficiente para proteger los intereses nacionales. La Haya teme que a largo plazo una gran parte de los vuelos de KLM sean transferidos a París, lo que haría perder su función de hub (centro de conexión) al aeropuerto Amsterdam-Schiphol, con pérdidas de empleos y un impacto negativo en las inversiones extranjeras.

"La posición de KLM se ha erosionado constantemente en los últimos meses", explicó el ministro de Finanzas holandés, Wopke Hoekstra. Según Hoekstra, el gobierno holandés consideraba desde hace varios años entrar en el capital de Air France-KLM.

Ahora, el Estado francés ostenta un 14,3% del capital de la empresa, el Estado holandés un 14%, Delta Air Lines un 8,8%, China Airlines un 8,8%, los empleados un 3,9%, y el resto está en manos de accionistas.

Con AFP

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.