Escuchar Descargar Podcast
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 24/06 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 24/06 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 24/06 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 24/06 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 24/06 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 24/06 14h00 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 24/06 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 24/06 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 24/06 10h13 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 23/06 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 23/06 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 23/06 21h03 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

DAU, una inmersión en la URSS de los años 50

DAU, una inmersión en la URSS de los años 50
 
Imágen captada de una las películas presentadas en DAU. ®© Phenomen IP, 2019

Penetrar en las entrañas de un teatro en plena renovación es una oportunidad excepcional. Esta fue una de las experiencias que ofreció en París, DAU, que se pronuncia DAO, apodo de Lev Landau, el científico ruso que inspiró el proyecto. Esta vivencia artística interesante y a la vez extraña, tuvo lugar en los teatros de Chatelet, de la Ville y en el Centro George Pompidou, durante dos semanas.

Esta exposición y a la vez happening, como dirían los anglosajones, condujo a los visitantes a una inmersión en la Unión Soviética de los años 50.

Antes de entrar a alguno de los teatros o del museo Pompidou, los visitantes estaban obligados a colocar sus teléfonos celulares e incluso las cámaras fotográficas en casilleros.

Desconexión total pues y ….

¡Bienvenido a la Unión Soviética! a través de exposiciones, platos de aluminio, vodka y happenings extraños como el del cantante venezolano radicado en Londres, Arca que, maquillado, con zancos metálicos en las piernas, se sentó al borde del balcón del teatro de Chatelet bajo la mirada preocupada de los servicios de seguridad y de los bomberos.

Luego entró arrastrándose como un insecto para después cantar algo que sonaba a despecho y salir corriendo mostrando unas nalgas espectaculares que harían morir de envidia a cualquier Miss Universo.

En las entrañas de los teatros se podía escuchar un concierto de piano, ruidos de tuberias y otros más extraños, o ver películas en las que los diálogos eran doblados por una sola voz, monótona, algunas veces femenina, otras masculina.

Hasta la boutique parecía de época. Latas de atún, utensilios y ropa…al estilo soviético. En otras palabras severo y triste.

Una experiencia interesante para descubrir una época inquietante pero que no incita a entrar en una máquina del tiempo para volver a la Unión Soviética.

Ya veremos lo que opina el público de Londres, próxima etapa de DAU.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.