Escuchar Descargar Podcast
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 14/08 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 14/08 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 14/08 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 14/08 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 14/08 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 14/08 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 14/08 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 14/08 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 13/08 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 13/08 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 13/08 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 13/08 21h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Francia

Sarkozy reconoce “errores” de Francia durante el genocidio

media El presidente Nicolas Sarkozy en el Memorial del genocidio de Ruanda, Kigali 25 de febrero de 2010 Reuters/ Philippe Wojazer

Visita histórica del presidente francés a Kigali para pasar página tras años de desencuentros por el rol de Francia en el genocidio que dejó 800.000 víctimas mortales, la mayoría de la etnia tutsi. Se trata del primer viaje de un presidente francés a Ruanda desde el horror de 1994. París siempre rechazó cualquier responsabilidad militar en el conflicto.

En una rueda de prensa, el presidente francés habló de “los errores de la comunidad internacional incluyendo a Francia” durante el genocidio de 1994 y pidió que todos los responsables sean castigados.

Entre los errores, Sarkozy destacó “una forma de ceguera cuando no vimos la dimensión genocida del gobierno del presidente que había sido asesinado, errores en una operación Turquesa que operó demasiado tarde y sin duda, poco”, dijo el jefe de Estado francés. Sin embargo, nada de presentar sus disculpas por la colaboración de Francia en el genocidio.

El presidente de Ruanda Juvenal Habyarimana había sido asesinado en un atentado contra el avión en el que viajaba. Un ataque cuya autoría nunca se elucidó aunque todo apuntaba a que fueron miembros del FPR, el Ejército patriótico ruandés, del actual presidente Paul Kagame. El asesinato del presidente dio paso a la barbarie.

Naciones Unidas, Bélgica, antigua potencia colonial en Ruanda, y Estados Unidos pidieron perdón al pueblo ruandés a finales de la década de los 90 por no haber sabido evitar “el crimen de crímenes”. Entre abril y julio de 1994, Ruanda vivió su peor pesadilla. 800.000 personas fueron brutalmente asesinadas, la mayoría eran tutsis.

En ese momento, Francia muy presente en la zona de los Grandes Lagos, había entrenado a los militares y a las milicias progubernamentales que iban a cometer lo irreparable en los meses que venían: el intento de aniquilación de los tutsis y de los hutus moderados.

París no lo dudó y apoyó a ciegas al gobierno que había urdido el plan genocida recibiendo varias veces a los miembros de ese gobierno durante la masacre. Años después de la barbarie, una investigación llevada a cabo por el diputado socialista Paul Quilès exoneró a Francia de toda responsabilidad directa en lo ocurrido.

Nicolas Sarkozy, que tras ser elegido en 2007, se había marcado como prioridad mejorar las relaciones con Angola, Costa de Marfil y Ruanda, ha viajado a Kigali, 16 años después, no tanto para saldar las cuentas sino para superar diferencias de la forma más rápida posible. Pasar la página de este capítulo oscuro y dudoso de la diplomacia y del ejército franceses con el pragmatismo del que hace gala el presidente en conflictos de esta índole.

Sarkozy, sin palabras, en el memorial del genocidio

El presidente ruandés Paul Kagame no esperaba en absoluto un mea culpa público, pero tal vez sí en privado. Lo que ha obtenido de Sarkozy es una inclinación en papel en el libro de oro del memorial consagrado a las víctimas.

“En nombre del pueblo francés, me inclino ante las víctimas del genocidio de los Tutsis”, escribió de su puño y letra en el libro y añadió: “la humanidad conservará para siempre la memoria de estos inocentes y de su martirio”, firmado Nicolas Sarkozy. Su paso por Kigali también ha incluido un minuto de silencio delante de una de las fosas comunes en la que fueron inhumados 250.000 cuerpos.

Sarkozy se quedó mudo en dos ocasiones en la visita guiada del memorial. La primera al pasar delante de una foto en la que se ve un vehículo militar francés delante de un grupo de civiles armado de fusiles. En la leyenda se puede leer: “Francia jugó un rol armando y entrenando al ejército ruandés”, entonces el guía lanzó: “Esto es responsabilidad de los franceses”.

La segunda vez que Sarkozy se quedó sin palabras en la visita fue con una foto de Kofi Annan, ex secretario general de la ONU. El guía le recuerda al visitante que Annan “pidió perdón” a lo que Sarkozy da la callada por respuesta la comentario.

 

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.