Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 13/12 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 13/12 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 13/12 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 13/12 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 13/12 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 13/12 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 13/12 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 13/12 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 13/12 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 13/12 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 13/12 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 13/12 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Francia

Nicolas Sarkozy: el poder tres años después

media Le président français, Nicolas Sarkozy. REUTERS/Lionel Bonaventure

Dos años le quedan al Presidente francés Nicolás Sarkozy para cumplir con las promesas del programa electoral que le llevó al poder. Al cumplirse el 6 de mayo el tercer aniversario de la elección del Presidente de la República Nicolás Sarkozy, el conjunto de la prensa francesa ha empezado ya a evocar un balance de esta primera mitad de su mandato que ha culminado con un bajísimo índice de popularidad.

Sus promesas de “ruptura” con la ineficacia política de sus predecesores y su ambición de obtener en Francia un estable crecimiento económico, se han visto zarandeadas por el rechazo de la opinión del estilo Sarkozy, también denominado bling bling, y por una crisis económica y social que ha impedido reducir el nivel del desempleo y ha acentuado el déficit público del estado.

En un folleto especial titulado “Tres años de acción” publicado esta semana por la Presidencia francesa, Nicolas Sarkozy defiende la dinámica de su acción presidencial y pone de relieve que “No es todavía el momento de hacer balances. Frente a los efectos de la crisis que perduran es en cambio el momento de la acción”. Para cumplir con las promesas de 2007 quedan todavía dos años de trabajo al gobierno, subraya Nicolas Sarkozy que ha visto caer en los sondeos de forma vertiginosa su índice de popularidad, con sólo 34 % de opiniones favorables.

Sarkozy defiende su balance afirmando que “el nivel de vida de los franceses aumentó en 2009 en cerca de 2,1%”. En su activo pone el Eliseo sus reformas de la justicia y de la Constitución, y promete seguir adelante a pesar de la crisis, precisando que su prioridad es el empleo, que no ha cesado de aumentar en estos tres últimos años.

Dos años tiene Sarkozy para torcer el timón y llevar a buen puerto su programa preparándose a ser candidato a su propia sucesión. Dos años, que se verán en realidad reducidos a uno y medio, en cuanto empiece la campaña electoral para las presidenciales del 2012. Un corto periodo de tiempo en el que tiene el Presidente dos desafíos importantes: Las consecuencias de la crisis griega en la zona Euro, y la reforma de las jubilaciones en Francia que tropieza con la hostilidad de la oposición y de las organizaciones sindicales.

El fracaso de la cumbre de Copenhague y la supresión del impuesto ecológico “taxe carbone”, ha acentuado las divergencias entre los ecologistas y el gobierno, por no haber cumplido con las promesas del Plan Grenelle sobre medio ambiente. Para tratar de corregir el tiro el gobierno acaba de lanzar ahora un Plan Grenelle bis que será objeto de debate en la Asamblea Nacional.

Mientras la izquierda socialista, ecologista y neocomunista se apuntó una victoria en las últimas elecciones regionales, en la mayoría presidencial muchos son los que dudan al cabo de tres años de la capacidad de Sarkozy a recuperar su popularidad de 2007. La política de “apertura” del presidente, favoreciendo la entrada en el gobierno de personalidades procedentes de la izquierda, sigue suscitando numerosas reservas en las filas de la mayoría y sobretodo en su representación parlamentaria.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.