Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 19/10 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 19/10 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 19/10 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 19/10 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 19/10 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 19/10 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 19/10 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 19/10 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 19/10 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 19/10 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 19/10 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 19/10 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Francia

La canciller francesa, a un paso de la dimisión por su connivencia con Ben Alí

media Michèle Alliot-Marie con el presidente Nicolás Sarkozy en el Palacio del Eliseo. REUTERS/Philippe Wojazer

La ministra francesa de Asuntos Exteriores, Michelle Alliot-Marie, cuya dimisión es reclamada por la oposición, acusada de connivencia con el dictador tunecino Ben Alí, se encuentra en la cuerda floja y su renuncia podría acelerarse. Pese a haber sido defendida por el primer ministro Francois Fillon y por el propio presidente de la República Nicolás Sarkozy, un diputado de la UMP, Bernard Debré,  pide ahora su dimisión. 

En las últimas horas en círculos allegados a la mayoría presidencial se barajaba la posibilidad de que sea remplazada en su cargo por el actual ministro de Defensa Alain Jupé y se hablaba de una dimisión inminente.

Oficialmente fuentes allegadas a la presidencia habían indicado que se procederá a un reajuste ministerial después de las elecciones cantonales que se celebran el 20 y 27 de marzo próximo.

Los ataques y denuncias contra Michelle Alliot-Marie publicados por toda la prensa francesa, se han ido acumulando y amplificando incluso a raíz de las explicaciones poco convincentes de la ministra francesa.

El diario satírico Le canard enchainé vuelve a la carga esta semana con más revelaciones. Además del viaje a Túnez en plena revolución, invitada por un personaje allegado al poder del dictador Ben Alí y sus torpes declaraciones sobre la experiencia francesa en materia de lucha antidisturbios, se añade ahora un tema inmobiliario.

Se trata de la compra de una sociedad civil inmobiliaria en Túnez, por sus padres -Michelle Alliot-Marie es hija del veterano diputado Bernard Marie, que tiene ya 92 años de edad- adquisición  que puede permitir a la familia Alliot- Marie eludir el pago de derechos de sucesión en Francia sobre las sumas invertidas en ese negocio.

La revolución en Túnez y en Egipto, como las revueltas en los demás países árabes y muy en particular en Libia, han trastornado en pocas semanas las posiciones diplomáticas de Francia en el mundo árabe, regidas hasta la fecha por el pragmatismo de sus intereses económicos, mas que por consideraciones sociales o  de defensa de los derechos humanos.

En ese marco de agitación revolucionaria en el mundo árabe, que nadie se esperaba, el propio primer ministro Francois Fillon debió justificarse por su reciente viaje a Egipto invitado por el hoy derrocado presidente Hosni Mubarak.

La diplomacia francesa, como también los Estados Unidos han sostenido durante largos años regímenes dictatoriales en el mundo árabe, para proteger sus propios intereses económicos y han utilizado como argumento la presunta amenaza islamista para justificar ese apoyo.

Túnez primero y luego Egipto, como el resto de los movimientos sociales y políticos en Oriente Medio, han probado en cambio que los islamistas son minoritarios en esa protesta. por el contrario son la juventud y las clases medias,  víctimas del desempleo y de la ausencia de desarrollo, los que han hecho caer a los dictadores en el poder.

Posible reajuste ministerial

La diplomacia francesa se encuentra así en una difícil posición y es la titular de exteriores francesa  quien paga los platos rotos ahora por su particular amistad y connivencia con ciertas personalidades allegadas al régimen del derrocado Ben Alí.

Si hasta la fecha  era solo la oposición la que reclamaba a gritos la dimisión de la ministro de exteriores, es ahora un diputado de la UMP, partido de la mayoría presidencial, Bernard Debré, quien reclama “un reajuste ministerial rápido” y la destitución de Michelle Alliot-Marie.

Fuentes allegadas a la presidencia aseguran que la dimisión de la titular de exteriores está ya decidida, pero falta por ver si será antes o después de las próximas elecciones cantonales.

La preocupación del presidente Sarkozy, que rompió una lanza en defensa de Alliot-Marie, es mostrar ante la opinión que no cede a la presión de la oposición, pero es casi seguro que la excluirá del gobierno en el próximo reajuste ministerial, para mejor prepararse, sin arrastrar demasiadas cacerolas,  a la campaña presidencial del 2012. 

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.