Escuchar Descargar Podcast
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 20/09 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 20/09 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 20/09 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 19/09 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 19/09 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 19/09 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 19/09 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 19/09 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 19/09 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 19/09 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 19/09 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 19/09 12h10 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Francia

El cabezazo de Zidane se instala frente al Pompidou

media El célebre cabezazo del francés Zinedine Zidane inmortalizado por el artista Adel Abdessemed frente al Centro Pompidou. ©Reuters.

Una estatua que inmortaliza la célebre agresión del futbolista francés contra el italiano Marco Materrazi en la final del Mundial 2006 fue inaugurada frente al centro cultural Georges Pompidou de París. ‘Esta es una oda a la derrota’, resumió el comisario de la exposición.

La estatua de bronce, de más de cinco metros de altura, se alza desde el martes en la plaza de Beaubourg, frente al museo de arte moderno Centre Pompidou de París.

El transeúnte, y sobre todo si es francés, reconoce de inmediato la imagen icónica del célebre cabezazo del francés Zinedine Zidane al italiano Marco Materazzi en la final del Mundial de fútbol de 2006.

En los últimos minutos de la final de la copa, en el Olympiastadion de Berlín, Zidane dio un cabezazo en el pecho a Materazzi, que acababa de provocarlo verbalmente: fue expulsado por ello, en el día en el que se retiraba del fútbol.

La obra que resultó del incidente y dio lugar a ríos de tinta en la prensa francesa, fue realizada por el artista de origen argelino Adel Abdessemed, cuyo trabajo es objeto de una gran exposición hasta el 7 de enero bajo el título "Soy inocente".

"Esta estatua se enfrenta a la tradición, que consiste en hacer estatuas en honor de algunas victorias. Esta es una oda a la derrota", explica Philippe Alain Michaud, el comisario de la exposición.

Nacido en Argelia en 1971, Adel Abdessemed dejó en 1994 su país, en un momento donde la situación allí era particularmente violenta.
 

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.