Escuchar Descargar Podcast
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 24/07 10h00 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 28/07 10h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 24/07 10h03 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 28/07 10h10 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 24/07 12h00 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 28/07 12h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 24/07 12h03 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 28/07 12h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 28/07 14h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 24/07 14h03 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 28/07 14h10 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 28/07 16h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 28/07 16h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 24/07 21h00 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 28/07 21h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 24/07 21h03 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 28/07 21h10 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 24/07 23h00 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 28/07 23h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 24/07 23h03 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 28/07 23h10 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Francia

“Mi hijo empezó a rezar y se fue a Siria”

media Saliha Ben Ali, madre de un jóven belga que se unió a las filas de Daesh, recorre las escuelas para contrarrestar la propaganda yihadista. Gobierno francés

Entre los combatientes yihadistas de la organización Estado Islámico (Daesh) en Siria e Irak, figuran cerca de 5,000 europeos. En mayoría, se trata de jóvenes, criados en Francia y Bélgica que combaten ahora contra el régimen de Bashar ­al­ Assad. Dos madres, una francesa, y una belga, contaron a RFI como sus hijos se radicalizaron hasta dar el paso impensable: irse a Siria.

“Todo fue muy rápido”, recuerda Saliha Ben Ali, una belga, a propósito de la conversión de su hijo a una ideología violenta, que nada tenía que ver con el Islam “discreto y pacífico” que ella misma practica en casa.

El hijo de Saliha Ben Ali, Sabri, tenía 18 años cuando “dejó de ir a clases, dejó de ir a deportes, no quería ver a sus amigos, acudió a unas mezquitas para que le enseñaran el Islam 'correctamente', como él decía, pero lo rechazaron porque el imán no tenía tiempo para el o no hablaba francés. Y desgraciadamente cayó en manos de predicadores salafistas y peligrosos que incitaban al odio, y que tenían discursos intolerantes y contrarios a la democracia”, contó a RFI Saliha Ben Ali.

“En dos meses y medio, mi hijo empezó a rezar y se fue para Siria. Cuando alerté a gente de mi entorno para decirles 'mi hijo me preocupa, porque el Islam que aprende y la manera como lo aprende es inquietante', me contestaron '¿qué prefieres? ¿que sea un delincuente o musulmán?", agregó la madre de Sabri que vive en la región de Vilvorde en Bélgica.

Al buscar apoyo en su entorno, Saliha cuenta que recibió la siguiente respuesta: “ 'Tu hijo practica el islam tal y como deberíamos practicarlo'. Fue la respuesta de dos amigos teólogos y de mi entorno familiar y religioso. Hace dos años y medio no era como hoy. No percibíamos la amenaza yihadista como hoy en día."

“Tu hijo murió como un mártir”

Cuatro meses después de que su hijo Sabri abandonara su hogar para combatir en Siria, su madre, Saliha recibió un mensaje. Era un sábado. Una voz dijo: “felicidades, tu hijo acaba de caer en mártir”.

Una historia similar vivió Dominique Bons, una francesa, jubilada, que vive en la región

Dominique Bons, francesa, considera que su hijo Nicolas fue víctima de la proganda yihadista. Asociación "Agissons"

sureña de Tolosa. Su hijo Nicolas creció en una familia de clase media, recibió una educación católica y no estudió mucho.

En 2013, Nicolas se convirtió al islam y junto con su medio hermano Jean-­Daniel, de 22 años de edad, se fue a Siria. “¿Qué se le atravesó por la cabeza a mi hijo y a su medio hermano para que llegaran a irse a Siria?, se pregunta Dominique. Según ella, la decisión de su hijo se debe a un deseo de rebeldía mal canalizado. “La adolescencia es una edad dificil para todos. Basta con poco para que un joven que quiere rebelarse, decida irse. Antes había otra manera de rebelarse, algunos fugaban, otros se drogaban, algunas se prostituían”.

En Siria, Nicolas engrosó las filas de la organización yihadista  Estado Islámico, Daesh que impone su ley en una parte del territorio sirio e irakí. Con su hermano, aparece incluso en un video de propaganda del Estado Islámico. A pesar de la guerra, Nicolas se comunicaba frecuentemente con su madre a través de Skype. “Cuando le decía que no me sentía feliz, que estaba dispuesta a ir a verlo en Turquía, el me decía que era demasiado peligroso, que no podía salir del país. Su hermanito falleció primero. Fue un choque para él. Me decía que estaba triste pero que estaba en el paraíso porque ya estaba muy adoctrinado. Yo le contestaba que no era una edad para morir”, cuenta Dominique.

Captura de pantalla del video de propaganda que protagonizó Nicolas para Daesh. El jóven yihadista francés que murió en 2014. Captura de pantalla

El 19 de diciembre de 2013, Dominique habló por Skype con su hijo. Quedaron de llamarse de nuevo unos días después. Pero la madre se quedó sin noticias de Nicolas hasta que a principios de enero le llegó un mensaje de texto que le decía que su hijo había perecido en un ataque explosivo.

Agrupación de madres de jóvenes radicalizados

Tanto Dominique como Saliha decidieron no solo contar públicamente las dramáticas historias de sus hijos, sino también crear organizaciones de sensibilización a los jóvenes. De esta manera, quieren evitar que otros jóvenes europeos cedan a la intensa propaganda de Daesh que practica masacres, decapitaciones y atentados entre otras atrocidades. Saliha Ben Ali, creó una anexo de la ONG Sociedad contra la violencia extremista (S.A.V.E.) en Bélgica. En el marco de esta agrupación, visita las escuelas para desmontar la propaganda en línea del Estado Islámico que busca reclutar a jóvenes frágiles.

Dominique Bons por su parte, fue encargada, por el gobierno francés, de una una red de apoyo a las familias cuyos hijos murieron en Siria. Ella los considera como "víctima" de la propaganda en línea de Daesh.

Sobre el mismo tema
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.