Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 11/12 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 11/12 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 11/12 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 11/12 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 11/12 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 11/12 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 11/12 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 11/12 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 11/12 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 11/12 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 11/12 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 11/12 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

Se acelera la campaña presidencial en Francia

Se acelera la campaña presidencial en Francia
 
Mitin de Emmanuel Macron, este 9 de marzo de 2017 en Burdeos. Reuters

La campaña presidencial francesa se aceleró esta semana, luego de que el candidato de la derecha, François Fillon, logró salvar su cabeza en el escándalo que lo involucra por un posible empleo ficticio en favor de su esposa y dos de sus hijos por más de un millón de euros.

Fillon movilizó el pasado domingo a miles de sus simpatizantes en un mitin en París ante los que se proclamó único candidato de su campo con verdadera legitimidad. Pero aunque Fillon ganó su prueba de fuerza al interior de su campo, eso no implica que haya recuperado la confianza de la mayoría de los electores. En efecto, no sólo una mayoría de ellos piensa que debería retirarse, sino que, además, las encuestas de opinión lo colocan en el tercer lugar de la primera vuelta.

Esa perspectiva deja a otros dos candidatos la posibilidad de ser los finalistas: la representante de la ultraderecha Marine Le Pen, del Frente Nacional, y el social liberal Emmanuel Macron, líder de la organización En Marcha. Le Pen ha logrado convencer a millones de franceses que ella es la alternativa ante la crisis de la izquierda y la derecha, pero una encuesta publicada este miércoles reveló que el 58% de los franceses piensan que el FN es un peligro para la democracia.

Por su parte Emmanuel Macron comienza a atraer a varios de los dirigentes socialistas más representativos, entre otros el presidente de la Asamblea Nacional, Claude Bartolone, y el ex alcalde de París, Bertrand Delanoë, quien justificó su apoyo como una medida para evitar que Marine Le Pen gane la presidencia. Frente a esa tendencia Macron se afirma como representante de los llamados “progresistas”.

Colocado este jueves por primera vez en primer lugar de las intenciones de voto por una de las múltiples como efímeras encuestas electorales que aparecen regularmente, Macron debería recibir el apoyo de otra serie de altos dirigentes socialistas antes de que acabe la semana, lo que confirmaría la profunda crisis que vive el Partido Socialista.

En efecto, el candidato del Partido Socialista, Benoît Hamon, rema a contracorriente del aparato partidario para hacerse un lugar en esta campaña presidencial. Por lo mismo busca dejar clara su diferencia con Emmanuel Macron.

Otro candidato, Jean-Luc Mélenchon, dirigente de La Francia Insumisa y abierto competidor del socialista Hamon, reiteró el miércoles su llamado a los franceses a apoyar su propuesta en favor de una nueva Constitución y una Asamblea Constituyente.

A seis semanas de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, nadie tiene asegurada la victoria. Sólo una cosa es segura, ésta es la campaña presidencial más polémica de los últimos 50 años en Francia.
 

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.