Escuchar Descargar Podcast
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 21/08 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 21/08 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 21/08 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 21/08 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 21/08 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 21/08 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 21/08 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 21/08 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 20/08 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 20/08 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 20/08 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 20/08 21h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Urgente
Chile: Tribunal Constitucional aprueba ley de aborto terapéutico

Benoît Hamon, 'el anticandidato'

Benoît Hamon, 'el anticandidato'
 
Benoît Hamon defiende la renta básica universal y el impuesto a los robots. REUTERS/Christian Hartmann

El candidato socialista, Benoît Hamon, se ha hundido en los sondeos en las últimas semanas. Hasta el punto de que aparece en quinta posición y con una intención de voto por debajo del 10%.

Defensor de la renta básica universal, un impuesto a los robots, una economía verde y la legalización de la marihuana no ha conseguido seducir a un electorado de izquierdas más tentado por un voto útil para evitar una segunda vuelta entre candidatos de la derecha. Y es que estos días revive el fantasma de 2002 con el duelo entre Jacques Chirac y Jean-Marie Le Pen.  

Se ha convertido en una costumbre escuchar a los electores franceses más progresistas decir que “por convicción” votarían a Benoît Hamon, pero que visto lo que auguran los sondeos, votarán por el favorito, el liberal Emmanuel Macron o por Jean-Luc Mélenchon, que ha protagonizado un sprint de vértigo en las encuestas colocándose en posiciones de finalistas.

Todo sea por no tener que elegir en el segundo round entre la ultraderechista Marine Le Pen y el conservador François Fillon. Y es que a estas alturas todo es posible para estos cuatro candidatos.

Parece difícil que Hamon pueda desafiar a los sondeos el próximo 23 de abril como hizo durante las primarias de su partido en enero, unos comicios que ganó holgadamente contra al ex primer ministro Manuel Valls, favoritísimo en las gráficas. 

Es indudable que Hamon sufre de la tiranía de las encuestas y también por tener que soportar el balance del presidente saliente François Hollande, también socialista. Su fatalidad se ve retroalimentada cada vez que se publica un nuevo sondeo. Pero eso no lo explica todo.

La sangría de pesos pesados socialistas hacia Macron

El candidato socialista no tiene el respaldo de todos los miembros de su formación, dividida entre el ala más izquierdista, de la que sale Hamon, y la más demócrata liberal, encarnada por Manuel Valls.

Si algunos lo apoyan tímidamente, otros han abandonado el barco de forma descarada como el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian o el propio Valls. “Una puñalada por la espalda”, nos dice Liza, militante socialista en el mitin de París el pasado 19 de marzo.

“Esta es una campaña particularmente sucia, sobre todo entre los que participaron en las primarias. Ha habido deslealtad. Ahora llegó la hora de la verdad. Saquemos lo que saquemos en estas elecciones, va a ver transparencia. La gente liberal refugiada en el domicilio socialista, que se vaya”, explica Francisco Daniels, franco chileno afincado en Besançon.

Aconsejado en su programa por el mundialmente conocido economista Thomas Piketty, autor de ‘El Capital del siglo XXI’, las propuestas estrella de Hamon son el impuesto a los robots y la renta básica universal. “Como decía François Mitterrand, cuando Francia encuentra una buena idea, dan juntos la vuelta al mundo”, recuerda Hamon en sus mítines.

El problema es que la vuelta muchos socialistas no están dispuestos a darla. Por ejemplo, el tema de la renta básica universal se ha ganado las críticas de muchos pesos pesados de su partido que la juzgan irrealizable, imposible de financiar y una renuncia definitiva a la búsqueda de soluciones para relanzar el empleo. Exactamente las mismas críticas que los demás candidatos.

Benoît Hamon no es una estrella

Hamon es el que tiene el aire más juvenil de la campaña. Prefiere las chupas de cuero a las americanas y las corbatas, aunque se las haya puesto durante la campaña. Y es que Hamon es un tipo normal, muy universal, que no apela ni a los grandes discursos ni a la retórica tremendista de los demás candidatos.

Un estilo que le ha pasado factura en esta campaña en un país donde se espera que el presidente sea un hombre “providencial”. Para muchos le ha faltado tiempo para imponer su estilo. “No tenemos el tiempo hoy para explicar un programa un poco diferente cuando los demás candidatos llevan tiempo explicándolo. La población no entiende que su programa es realizable, se trata de definir nuevas prioridades”, explica Stéphane Gómez, alcalde adjunto PS en el Ayuntamiento de Vaulx en Velin, en las afueras de Lyon.

Para otros, se trata de una cuestión de carácter. Hamon no sería el hombre de la situación. “La elección presidencial en Francia está concebida en la Constitución actual como la elección de un hombre providencial. Y Hamon sufre de esa falta de notoriedad porque sobre todo se juega los votos con Jean-Luc Mélenchon y él sí que adopta ese rol de hombre providencial”, explica Reynaud Peyre, director de Sciences Po Lyon.

‘Un futur désirable’, (un futuro deseable) éste es uno de los mantras que Benoît Hamon no ha dejado de repetir en su campaña. Y es que tal vez aún no haya llegado el momento de ese futuro deseable.

Con esta candidatura, Hamon no solo se juega su futuro político, sino el futuro del Partido Socialista francés que parece abocado a sufrir el peor batacazo de su historia y desencadenar una crisis sin precedentes.

‘Petit Ben’, de las juventudes socialistas a la candidatura presidencial

Los elefantes del Partido Socialista solían llamar a Hamon ‘Petit Ben’, un apodo que le puso la ex ministra Martine Aubry y actual alcaldesa de Lille. Nacido en Bretaña hace 49 años es militante del PS desde los 19. Hamon se convirtió a principios de los años 90 en presidente de las juventudes socialistas lo que auguraba un futuro ascendente en la formación.

Fue asesor de Lionel Jospin, entre 1995 y 2000, cuando éste era líder socialista. Ya en el gobierno, estuvo en el gabinete de Aubry quién ideó en el ministerio de Trabajo la semana laboral de 35 horas. Tras su paso por el Parlamento Europeo, fue elegido portavoz del PS y más tarde diputado.

En el gobierno de François Hollande fue nombrado en 2012 ministro delegado de la Economía social y solidaria y tras un fulgurante paso de cuatro meses por la cartera de Educación abandonó el ejecutivo en 2014 junto a otros ministros como Arnaud Montebourg y Auréli Filippetti por sus discrepancias con medidas que juzgaban demasiado liberales.

En 2016 se declaró candidato a las primarias de la izquierda que ganó en segunda vuelta de forma inesperada contra el ex primer ministro Manuel Valls.

Escuche el reportaje sobre Benoît Hamon en París y Lyon haciendo click en la foto. Un reportaje de Aída Palau y Pierre Zanutto en la realización.

  • Los niños robados de Israel

    Los niños robados de Israel

    Redifusión. Centenares de bebés llegados a Israel principalmente de países árabes tras la creación del Estado en 1948 desaparecieron …

  • Gaza, una prisión a cielo abierto

    Gaza, una prisión a cielo abierto

    Diez años de bloqueo israelí, tres guerras entre Israel y el movimiento islamista Hamas, que ostenta el poder en Gaza, y graves divisiones políticas …

  • Irak, la cuna de la humanidad devastada

    Irak, la cuna de la humanidad devastada

    En Irak, el grupo Estado Islámico, además de aterrorizar pueblos enteros, intentó borrar la huella cultural del país atacando los lugares …

  • Los saharauis, una vida de lucha e incertidumbre

    Los saharauis, una vida de lucha e incertidumbre

    El Sahara Occidental es la última colonia en territorio africano pendiente por descolonizar. Antigua provincia española, fue ocupada por Marruecos en 1975. …

  • La Guerra de los Seis Días, 50 años después

    La Guerra de los Seis Días, 50 años después

    Entre el 5 y el 10 de junio de 1967, en una guerra muy corta que duró apenas seis días, se cambió el mapa de Oriente Medio y se iniciaron 50 años …

  • La identidad, la gran deuda de la dictadura argentina

    La identidad, la gran deuda de la dictadura argentina

    Imagine que usted tiene 40 años y de un día para el otro le cuentan que no es quien cree ser, que sus padres no solamente no son sus padres sino que además …

  • Marine Le Pen: la encantadora de serpientes

    Marine Le Pen: la encantadora de serpientes

    La líder del Frente Nacional logró cambiar, en cosa de diez años, la imagen de su partido hasta llevarlo al punto de que hoy es uno de los favoritos …

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.