Escuchar Descargar Podcast
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 20/06 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 20/06 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 20/06 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 20/06 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 20/06 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 20/06 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 20/06 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 20/06 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 19/06 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 19/06 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 19/06 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 19/06 21h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Francia

Anacrim: el programa informático que reabre el mayor enigma criminal de Francia

media Captura de pantalla de programa de IBMA "i2 Analyst's Notebook" en el que se basa AnaCrim, usado por la policía francesa.

El espectacular giro en "el caso Grégory" que ha atrapado a los franceses por más de tres décadas obedece a la utilización de un programa de análisis criminal que trata todos los datos de la investigación, recreando la escena del crimen en orden cronológico, poniendo de relieve las contradicciones y abriendo nuevas pistas.

Después de 32 años, el mayor enigma de la historia criminal de Francia, “el caso Grégory” vuelve a la portada de los diarios con la detención de dos familiares del niño que apareciera asesinado en 1984, sin que se conozca al día de hoy el autor y el móvil del infanticidio.

La clave de la reapertura de este “cold case” es Anacrim, un programa que actúa como un Sherlock Holmes capaz de absorber todos los elementos de la investigación y permitir dar con el autor del crimine.

Creado a mediados de los años 1990, el programa permite dar una mirada nueva a los investigadores, sumergidos por toneladas de datos difíciles de cotejar, como llamadas telefónicas, movimientos bancarios, testimonios.

El software además analiza datos como lugares, modos operativos, indicios y los cruza con lo que sabe de sospechosos, casos similares, testimonios. Los investigadores pueden someterle hipótesis a Anacrim, que las confirma como plausibles o las descarta.

El programa pone en evidencia las incoherencias de un testigo o un sospechoso sobre dónde estaba y a qué hora, así como contrastándolas con otros testimonios.
Los 400 analistas formados para utilizar este programa pueden representar visualmente la investigación. Así, la policía puede reconstituir en el tiempo y el espacio la cronología del crimen, así como qué hacían en los días anteriores los protagonistas del caso.

Fue de este modo que la policía actuó para destraba “el caso Grégory”. Anacrim “relanzó la investigación sobre la muerte del pequeño Grégory dando una mirada fresca sobre la investigación ya que no existían nuevos elementos”, indicó una fuente cercana al expediente.

“Como las investigaciones recientes de la policía técnica y científica sobre decenas de evidencias no han arrojado resultados, los gendarmes decidieron empezar de cero el expediente y Anacrim, en su última versión, permitió demostrar nuevas incoherencias que por ahora les habían escapado a los investigadores”, agregó.

A partir de estos análisis, tres miembros de la familia de Gregory Villemin fueron detenidos e interrogados sobre las contradicciones de sus declaraciones.
Otra herramienta que ha resultado vital para este giro en la investigación son los nuevos análisis grafológicos de cartas de amenazas, que a falta de pruebas de ADN, incriminan a familiares del pequeño Grégory.

Sobre el mismo tema
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.