Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 23/08 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 23/08 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 23/08 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 23/08 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 23/08 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 23/08 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 23/08 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 23/08 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 23/08 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 23/08 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 23/08 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 23/08 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

Simone Veil: los combates de una mujer excepcional

Simone Veil: los combates de una mujer excepcional
 
La entonces ministra de Salud francesa, Simone Veil, en 1975. AFP

Falleció una de las figuras políticas más admiradas por los franceses: la ex ministra de Salud, Simone Veil, quien impulsó la despenalización del aborto en 1974 e hizo de su paso por los campos de concentración nazis un motor para defender Europa.

"Ninguna mujer recurre, por gusto, al aborto. Basta con escuchar a las mujeres. Siempre es una tragedia". Con estas palabras Simone Veil, entonces ministra de salud, defendía en 1974 una ley que marcaría la historia y cambiaría su vida.

Tras negociaciones y debates violentos en una asamblea mayoritariamente masculina, la magistrada gana su batalla. Bajo el gobierno centrista de Valéry Giscard d'Estaing, Francia despenaliza el aborto y Simone Veil se convierte en un emblema de la lucha por los derechos de las mujeres.

La ley sobre el aborto es una revolución en la Francia de los años 70. Desde hace varios años, mujeres y feministas reclamaban este derecho fundamental en las calles. Aún tabú para muchos, miles de mujeres arriesgaban sus vidas abortando clandestinamente.

"Simone Veil fue un ícono para el Planning Familial y siempre estuvo con nosotros para defender a las mujeres y evitar cualquier retroceso en la materia", dijo a RFI Maité Albagly, ex secretaria general del Planning Familial, una organización que vela por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Francia. La feminista recuerda sin embargo que había también en la época un contexto social favorable a la adopción de la ley de aborto, tras Mayo 68 y el testimonio, en la revista Le Nouvel Observateur, de 343 mujeres que habían abortado y el llamado de 331 médicos en favor de la legalización de la interrupción del embarazo.

La propia Simone Veil siempre dijo que la ley Neuwirth, que en 1967 autorizó la contracepción, había sido determinante. Los insultos e intimidaciones que enfrentó la ministra, incluso por algunos diputados de su mayoría, terminaron de marcar el momento en la memoria de los Franceses.

Sobreviviente de los campos de concentración nazis

Simone Veil también es un ejemplo de resiliencia para los Franceses. De familia judía no practicante, fue deportada a los 16 años. Logró sobrevivir a los campos de concentración nazis pero allí perdió a sus padres y a su hermano. Una experiencia trágica que fue el motor de su compromiso con Europa, su segunda batalla.

En 1979, lideró la campaña de los liberales y centristas para las primeras elecciones europeas directas y se convirtió en la primera mujer en presidir el Parlamento europeo. "Una Europa de la solidaridad, de la independencia, de la cooperación", defendía entonces.

Miembro del Consejo Constitucional, la máxima autoridad judicial francesa, durante casi una década e integrante de la Academia francesa, Simone Veil dedicó también muchos años de su vida a transmitir la memoria del Holocausto.

Quinta mujer en el Panteón

Simone Veil no era una gran oradora pero su presencia imponía respeto. Sus ojos azules penetrantes, su firmeza, su dignidad. Fuerte, tenaz. Hasta el final de su vida, conservó su libertad política. En 2007, apoyó la candidatura del conservador Nicolas Sarkozy pero luego alzó la voz para criticar la creación por parte del nuevo mandatario de un Ministerio de la Inmigración e Identidad Nacional.

Las reacciones políticas a su muerte han sido unánimes y en pocos días se han multiplicado los llamados para que entre en el Panteón, el monumento donde descansan las grandes figuras francesas.

Sobreviviente de la Shoá, feminista y europea convencida, Simone Veil sufría desde hace varios años de Alzheimer. Por su vida ejemplar, el presidente Macron anunció este miércoles que Veil se convertirá en la quinta mujer en descansar en el Panteón junto a figuras ilustres como Victor Hugo, Rousseau o Voltaire.

Entrevistados:

- Maité Albagly, ex secretaria general del Planning Familial

- Marisol Touraine, ex ministra de Salud

- Marek Halter, escritor franco-polaco y judío.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.