Escuchar Descargar Podcast
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 10/12 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 10/12 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 10/12 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 10/12 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 09/12 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 09/12 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 09/12 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 09/12 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 09/12 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 09/12 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 09/12 14h03 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 09/12 12h03 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.

Bienal de París: Castelbajac dialoga con Napoleón

Bienal de París: Castelbajac dialoga con Napoleón
 
Textiles transparentes que permiten pasar la luz que penetra por la inmensa cúpula de vidrio del Grand Palais. Creación de Jean-Charles de Castelbajac. ®

La Bienal de París, evento de arte internacional fundado en 1959 por André Malraux, celebra su trigésima edición confiando la escenografía a uno de los diseñadores franceses más rompedores de esquemas, Jean-Charles de Castelbajac. En un recorrido histórico de más de 3.000 años, Castelbajac enfrentó varios retos. Uno de ellos fue presentar al Emperador Napoleón de manera moderna, cumpliendo así con el objetivo de este encuentro de anticuarios de todo el mundo, abrirse al diseño contemporáneo.

Jean-Charles de Castelbajac concedió una entrevista exclusiva a RFI. Para escucharla haga clic en la flecha que figura sobre la foto.

SC- Un diseñador que organizaba los desfiles más divertidos del Prèt-à- Porter, con modelos que sonreían, que desfilaban al ritmo de la musica rock de grupos de que nadie conocía y que luego se hacían famosos, ¿cómo pudo encararse con un personaje con tan poco humor, como Napoleón?

JChdeC - "No tenía humor pero era un hombre moderno. En realidad lo que me apasiona es colocar la historia en primer plano. Pienso que he aprendido más de la historia que de mi experiencia personal. Y eso es lo que quiero decirle a las nuevas generaciones".

"Las generaciones actuales se apegan a héroes, al rap, al hip hop o a las series de televisión, mientras que en la historia están los fundamentos de ejemplos extraordinarios. Así que quise presentar a Napoleón dentro de la modernidad de ese hombre que desde el principio tuvo una visión de comunicador".

"Él se consagró de inmediato en la manera cómo iba a comunicar su imagen".

"Yo me dije, Napoleón me convocó, así que voy a reinventar su imagen. También me dije que, si volvía ahora, su campo de batalla sería la conquista del lujo. Entonces creé su marca…Napoleón, casa fundada en 1804".

"Todo eso es a la vez divertido y serio porque es otra manera de hablar de la historia y por ende, otra manera de hablar sobre Francia".

SC- Descubrió alguna similitud entre usted y Napoleón?

JChdeC- "Encontré un punto fundamental, ambos somos testarudos, determinados hasta la obsesión, es decir que, pese a los fracasos, las limitaciones, los obstáculos o las dificultades de la vida, seguimos adelante. Yo no diría que por cualquier medio, pero se trata de fijar un objetivo y de no abandonarlo".

"Aunque parezca extraño, a través de esta experiencia con Napoleón, reinventé mis colores. Por ejemplo, inventé lo que denomino los Pastelbajac que es una gama más suave de rosados, de azul cielo etc. que nunca había utilizado".

"Otro punto que tenemos en común es la pasión de trabajar con talentos. Napoleón trabajaba con arquitectos, con pintores, con grafistas".

"Yo he trabajado con pintores, con grandes fotógrafos como Nan Goldin…Pero creo que el punto común más importante que hay entre nosotros es la idea de congregar y probablemente también la idea de dejar una huella".

"No sé cuál será la huella que yo dejaré pero espero que será de color, de esperanza y en todo caso la de un mundo mejor".

"Si puedo participar en eso, no será el punto común que tenga con el Emperador porque él hizo muchas guerras, las guerras hacen mucho daño a la humanidad, y mi único discurso es el de la paz".

SC -¿Cuál fue su mayor desafío en esta aventura?

JChdeC - “¿Sabe?, a veces tengo la impresión de estar en un tobogán, durante una noche sin luna. Entro en la oscuridad y me da un vértigo en el que siento el peligro, pero que me parece bastante sabroso, así que, mi principal reto, era cómo aprehender esta increíble instalación que es el Grand Palais".

"El Grand Palais es una obra por si sola. A menudo los artistas vienen aquí con proyectos monumentales. Hasta la exposición de arte contemporáneo que se realiza aquí se llama Monumenta. Todo se proyecta como una confrontación entre este espacio gigantesco y la dimensión monumental de la obra que la va a investir".

"Este no fue mi caso. Yo me enfoqué más bien en la sensualidad, pensé en elipses, en curvas, en trasparencias y en telas transparentes que dejarían percibir la transparencia del vidrio, en utilizar la fluidez de la tela en las que iba a representar efigies al estilo de Giacometti y figuras que representarían el primer círculo del Emperador como si calzaran la cúpula del Grand Palais y no en contraste. También utilicé mucho la luz".

"En mi instalación la luz se instala progresivamente en cuanto cae el día y luego, como en una basílica extraordinaria, ilumino todos los rincones, los corredores con luces de colores, fragmentando los espacios para crear lo inesperado, para sorprender".

Bajo la cúpula de vidrio del Grand Palais, uno de los espacios creados por el diseñador francés, Jean-Charles de Castelbajac. París, septiembre de 2018. ®SilviaCeli

SC - ¿En su opinión, cómo se puede convencer a los jóvenes para que conserven el patrimonio?

JChdeC - "Yo creo que esa es la obra más importante de mi vida. Creo que estoy en este mundo para eso, porque tengo una visión muy moderna de la historia y del patrimonio. Por ejemplo, yo cubrí la estatua de Enrique IV en el Pont Neuf con luces de neón y lo transformé en Yedda para el aniversario de su muerte, entonces toda una nueva generación lo miró de otra manera. También trabajé en la Conserjería sobre el tema de la partida de Maria Antonieta".

"Yo creo que mi obra es enfocar la historia, como lo hice en el año 97 cuando vestí a Juan Pablo II,  a 500 obispos, a cinco mil sacerdotes y a un millón de jóvenes, con un arco iris . Se trata de proyectar las instituciones hacia la modernidad, porque el gran peligro en nuestro mundo digital es que los jóvenes sucumben al tsunami de imágenes que reciben, imágenes vacías sin ningún fondo. Son solo impresiones que no inspiran mientras que la historia inspira e incluso aspira".

"Así que, mi reto es ese, contar historias bonitas en torno a la historia para que las nuevas generaciones puedan inspirarse y contar a su turno y a su manera la historia, a las generaciones futuras".

SC - ¿Proyectos?

JChdeC - "Adoraría realizar un proyecto en la torre Eiffel, en el palacio de Versalles y en todo aquello que retrata nuestra historia sentimental".

SC -  ¿Entonces nos volveremos a ver?

JChdeC - "Eso espero!"

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.