Escuchar Descargar Podcast
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 24/06 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 24/06 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 24/06 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 24/06 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 24/06 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 24/06 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 24/06 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 24/06 14h00 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 24/06 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 24/06 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 24/06 10h13 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 23/06 23h03 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Francia

Macron abre el ‘gran debate nacional’ ante la crisis de los ‘chalecos amarillos’

media El presidente francés Emmanuel Macron en el Palacio del Elíseo, el 17 de diciembre de 2018. REUTERS/Benoit Tessier

El presidente publicó el domingo una “carta a los franceses” en la que invitó a una discutir y “transformar las indignaciones en soluciones” tras dos meses de manifestaciones contra el gobierno. El mandatario acotó el debate a cuatro temas: poder adquisitivo, fiscalidad, la democracia y el medio ambiente. Incertidumbre sobre la implementación de los resultados de la consulta.

Un día antes de lo previsto, el presidente Emmanuel Macron publicó este domingo una “carta a los franceses” en la que lanzó el “gran debate nacional” que tiene por objeto hallar una crisis al movimiento contestatario de los “chalecos amarillos”.

En la misiva, el mandatario invita a participar al “mayor número posible de franceses” hasta el 15 de marzo, cuando se clausurará del debate. Macron asegura que “no hay preguntas prohibidas”, pero acota el debate a cuatro temáticas, poder adquisitivo, fiscalidad, la democracia y el medio ambiente, abandonando la problemática de la inmigración, inicialmente anunciada.

Además, Macron descarta restablecer el Impuesto Sobre la Fortuna (ISF), un gravamen para las grandes fortunas patrimoniales que eliminó a su llegada al poder y cuyo restablecimiento suele ser exigido por los “chalecos amarillos”.

Del mismo modo, excluye todo cuestionamiento de la legislación del aborto, la pena de muerte o el matrimonio homosexual.

El presidente lanza 35 pistas para organizar el debate. Uno de los principales puntos es el de la representatividad democrática, que incluye el computar del voto en blanco, la obligatoriedad del sufragio, una mayor dosis de proporcionalidad para los partidos opositores o el Referendo de Iniciativa Ciudadana, una de las banderas de los “chalecos amarillos”.

Otro de los puntos salientes es una reflexión sobre la fiscalidad, detonante de las 9 semanas de manifestaciones que enfrenta el gobierno. Macron propone discutir los gastos del Estados, dónde hay que aumentarlos y dónde recortar para obtener “una fiscalidad más justa y eficaz”.

La carta, que en ningún momento se refiere por su nombre al movimiento de protesta, advierte que el gran debate “no es ni una elección ni un referéndum”, sino una manera de “transformar las indignaciones en soluciones”.

La transición hacia un sistema energético más ecológico, la regulación de la inmigración con un sistema de cuotas y los desafíos que enfrenta el modelo secular francés son otras de las temáticas abiertas por el jefe de Estado.

Queda por ver qué forma tomará el debate, en el los alcaldes tendrán un papel preponderante, y quién los dirigirá: la presidenta de la Comisión Nacional del Debate Público, Chantal Jouanno, dimitió luego de que trascendiera que cobraría 14.666 euros brutos por mes.

Se espera que el Primer Ministro Édouard Philippe esboce el lunes las modalidades de la consulta, teniendo en cuenta de que es una incógnita cómo se plasmarán en la síntesis y, sobre todo, cómo se zanjará qué propuestas deben ser adoptadas.

Por lo pronto, la oposición se muestra dividida ante la iniciativa. Mientras los conservadores del partido Los Republicanos afirmaron que quieren “participar a la salida de Francia del caos”, otros se muestran más escépticos.

Para partido ultraderechista Agrupación Nacional (Ex Frente Nacional), el debate es “sólo aire”, cuyo objetivo es “hacerle ganar cuatro meses a Macron antes de las elecciones europeas”.

En el mismo sentido, la izquierda radical de La Francia Insumisa denunció “una cortina de humo”.

Entretanto, los "chalecos amarillos" mostraron su determinación el sábado marchando en mayor número -84.000 en toda Francia frente a los 50.000 de la semana anterior-, según el Ministerio del Interior- con menos violencia en general.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.