Escuchar Descargar Podcast
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 15/07 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 15/07 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 15/07 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 15/07 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 15/07 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 15/07 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 15/07 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 15/07 14h00 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 15/07 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 15/07 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 15/07 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 15/07 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Francia

Francia: regreso al envase de vidrio retornable para luchar contra el despilfarro

media El texto, de una quincena de artículos, promete una “guerra al plástico” en un país que sólo recicla el 20% de este material y de los cuales “10.000 toneladas terminan en el Mediterráneo”, según Bruno Poirson. AFP/Fred Tanneau

El gobierno francés presenta este miércoles un proyecto de ley “para una economía circular”. La meta es luchar contra el derroche y el plástico, echando mano a la reutilización de productos, entre ellos las botellas de vidrio, como en los años 1950.

“Queremos construir la ecología de la vida cotidiana, entrar en la economía del siglo XXI, donde se consume menos y mejor, donde dejamos de producir para destruir”, resume Brune Poirson, secretaria de Estado para la Transición Ecológica, impulsora del proyecto de ley que el gobierno presenta este miércoles.

El texto, de una quincena de artículos, promete una “guerra al plástico” en un país que sólo recicla el 20% de este material y de los cuales “10.000 toneladas terminan en el Mediterráneo”, según Poirson. El objetivo, es que el 100% del plástico sea reciclado en 2025. Del mismo modo, se prohibirá la venta de plástico para un uso único, como los vasos y cubiertos.

La iniciativa se apoya en el concepto de “economía circular”: “hay que concebir mejor los productos, utilizarlos, repararlos, volverlos a utilizar, reciclarlos. Es una respuesta al debate estéril entre crecimiento y decrecimiento”, explica en una entrevista con Le Journal du Dimanche.

El texto contempla que los productos eléctricos y electrónicos lleven una nota sobre diez sobre en qué medida son reparables. También deberán ofrecer piezas de recambio, como los talleres mecánicos con los automóviles.

Además las tiendas físicas y los distribuidores en línea deberán hacerse cargo y retomar los productos una vez que ya dejaron de ser utilizados por sus clientes.

Por otro lado, se prohibirá la destrucción de productos que no han encontrado comprador, como ocurre actualmente.

Aunque el gobierno dice no compartir en concepto de “ecología punitiva”, la secretaria de Estado reforzará las prerrogativas de la “policía de la basura”, dándole mayor poder a los alcaldes y multiplicando las cámaras de seguridad. También aumentará las multas para quienes no cumplan con las normas de reciclaje.

Una de las medidas que más llama la atención es el regreso de los envases retornables de vidrio, algo que en Francia no sucedía desde los años 1950.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.