Escuchar Descargar Podcast
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 18/11 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 18/11 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 18/11 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 18/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 18/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 18/11 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 18/11 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 18/11 14h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 18/11 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 18/11 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 18/11 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 18/11 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
General

La reseña de la prensa francesa del 16 de febrero de 2015

Foto difundida por la policía danesa de Omar el-Hussein, a quien se atribuye la responsabilidad de los atentados de Copenhague. AFP PHOTO / HO / DANISH POLICE

El impacto de los atentados de Copenhague es visible en las primeras planas de la prensa francesa. Porque, un mes después de los atentados de París, lo ocurrido en Dinamarca se ha vivido como una repetición de la pesadilla.

Así lo subraya el titular del matutino católico La Croix: "París, Copenhague, el mismo shock". Libération trae en portada una foto de dos personas abrazándose, con gestos compungidos, en la capital danesa y en grandes caracteres se puede leer: "Vi er Danskere", que significa "Todos somos daneses". En su editorial, este tabloide afirma que los ataques de Copenhague muestran que la libertad de expresión y de creencia (o de no creencia) están amenazadas en toda Europa por un "núcleo de fanáticos", que están haciendo resurgir el oscurantismo y el antisemitismo. "Lo peor sería responder al odio con el odio y a las armas con las armas", sostiene el editorialista, y estima que lo que se debe hacer es promover el debate y crear puentes, pues lo que buscan los terroristas es precisamente cortar los puentes y sembrar el miedo.

"Las declaraciones del Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu, llamando a los judíos de Europa a refugiarse en Israel, producen consternación porque huir equivale a ceder al terrorismo", escribe por otra parte el editorialista de Libération. Para el conservador Le Figaro, los atentados de Copenhague recuerdan a todos los estados europeos la urgencia de una verdadera cooperación policial y de una respuesta judicial coordinada, con el fin de enfrentar el contagio islamista.

La prensa sigue muy pendiente de lo que debería decidir hoy el Eurogrupo en relación con Grecia. Le Monde anuncia que empieza a dibujarse una salida, que todo este fin de semana el gobierno griego y sus socios europeos han estado trabajando a un ritmo desenfrenado y que se vislumbra una "estrecha vía" hacia un acuerdo sobre la deuda griega. El periódico se muestra bastante prudente y evita anunciar la inminencia de un acuerdo en Bruselas.

El este de Ucrania también es tema destacado por todos los matutinos franceses este lunes y todos se preguntan si el alto el fuego pactado la semana pasada en Minsk se cumplirá y si será duradero. "¿Alto el fuego o simple pausa?", se pregunta Libération. El enviado especial de este diario a Donetsk asegura que ayer domingo el alto el fuego se respetaba y comenta que los habitantes de esta ciudad, en el centro del conflicto,  esperan por lo menos una tregua, pero no creen que dure mucho porque los combatientes de ambos campos quieren seguir peleando. El reportero cita las palabras de un combatiente separatista quien afirma que "solo se detendrán cuando hayan enterrado a todos los ucranianos".

Le Figaro sostiene por su parte que el alto el fuego está siendo globalmente respetado, salvo por los separatistas que siguen intentando tomar el control de Debaltseve, una ciudad de 25.000 habitantes, que tiene importancia estratégica porque es un enclave en medio de un territorio conquistado por los separatistas prorrusos y porque es, además, un nudo ferroviairo regional.

El comunista L'Humanité consagra un largo artículo a Venezuela en el que afirma que el pasado 12 de febrero un grupo de jóvenes oficiales venezolanos habría hecho abortar una tentativa de golpe de estado en la que habrían estado implicados altos mandos de la aviación y algunos civiles ligados al partido Primero Justicia.

Este rotativo asegura en ese artículo que Venezuela está sometida a "una estrategia de golpe de estado permanente", a una "guerra de baja intensidad" orquestada por Estados Unidos. Estrategia que tendría dos ejes fundamentales: desestabilización económica y guerra ideológica para crear una imagen de país fracasado y para aislarlo internacionalmente. Mejor dicho, L'Humanité defiende la tesis del gobierno venezolano y del presidente Maduro, en el sentido de que la escasez de productos básicos y el alza de precios no son consecuencia de errores en la política económica, sino que forman parte de un plan de desestabilización.
 

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.