Escuchar Descargar Podcast
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 21/06 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 21/06 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 21/06 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 21/06 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 21/06 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 20/06 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 20/06 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 20/06 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 20/06 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 20/06 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 20/06 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 20/06 14h10 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Oriente Medio

Donald Trump abre nuevo capítulo sobre el acuerdo nuclear con Irán

media Rafael Mariano Grossi, embajador argentino en Viena ex director adjunto de la OIEA flickr

El presidente Donald Trump opta por un cambio de estrategia respecto al acuerdo internacional sobre el programa nuclear firmado con Irán en 2015, tal como lo había prometido durante la campaña electoral, aunque sin abandonarlo completamente.

Entrevista con Rafael Mariano Grossi, embajador argentino en Austria y ex director general adjunto del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

En principio el presidente Donald Trump debería confirmar próximamente, la no certificación del acuerdo con Irán..

En estas fechas, o para el 15 de octubre, y en virtud de una pieza legislativa que existe en Estados unidos adoptada a raíz del acuerdo con Irán, el presidente de los Estados Unidos debe, cada 90 días, certificar si a su juicio la República Islámica de Irán está cumpliendo con los términos del acuerdo.

Se especula es que esta ocasión podría no darse la certificación, provocando una serie de consecuencias. Al no certificar el presidente estadounidense que Irán cumple el acuerdo, el Congreso de los Estados Unidos debe considerar si impone nuevamente sanciones económicas a Irán. Muchas de las cuales habían sido levantadas gradualmente gracias al acuerdo. De manera que el acuerdo no caduca ni se cancela hoy -si no fuera certificado por Trump-, sino que abriría un proceso a partir del cual el Congreso estadounidense debe considerar la re imposición de sanciones. Naturalmente esto genera un espacio de duda y de reacciones.

¿Podría leerse cómo una maniobra táctica, o la decisión ya estaría tomada de terminar con el acuerdo?

Es una pregunta que muchos se hacen. Hay que precisar que las objeciones por parte de Trump hacia el acuerdo no son nuevas, no es una sorpresa. Como candidato fue muy crítico y ahora tiene la potestad de confirmar o no el cumplimento del acuerdo.

Aunque no podemos saber qué pretende el presidente de los Estados Unidos lo que sí está claro es que -en su visión- este acuerdo es insuficiente y deja un espacio muy amplio a la República islámica de Irán y por lo tanto debería ser revisado o aplicado de forma más estricta.

Los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica, por el momento, han confirmado a través de ocho informes diferentes que Irán está ciñendose a las disposiciones del acuerdo. El cual comporta una serie de medidas respecto a la cantidad de material nuclear que puede poseer el país, tecnologías que pueden o no desarrollar etc. La OIEA hasta ahora ha confirmado que Irán cumple.

La legislación estadounidense sobre el acuerdo dice que el presidente tiene que manifestarse sobre esto y también sobre sí el acuerdo está en línea con los intereses vitales de seguridad de los Estados Unidos, de modo que hay una pregunta más amplia.

Puede ser que la República islámica de Irán esté cumpliendo formalmente con los términos del acuerdo pero no es menos cierto -según los USA- que Irán sigue involucrado en materia de apoyos a grupos armados en la región y a programas de desarrollo de misiles que hacen que, más allá de la letra del acuerdo nuclear, signifique que Irán sigue siendo una fuente de inseguridad y una amenaza. De ello se cogería el presidente Trump para decir esta vez : "yo no voy a certificar". Abriendo un período de duda con relación a la vigencia futura del acuerdo que, sigue en pie. Pero si el Congreso de Estados Unidos impusiera sanciones, Irán podría invocar a su vez, que no se está cumpliendo con el acuerdo suscrito, generando un desorden que podría derribar todo el castillo de naipes.

En este periodo de incertidumbre que podría abrirse en los próximos días, ¿quiénes serían los ganadores y perdedores ?

Creo que el análisis económico comercial queda diferido a que todo esto tenga un efecto real, al no certificar el acuerdo, la pelota pasa al Congreso, el cual tiene dos meses para definir si impone nuevamente sanciones. Y las sanciones... es un terreno sumamente complejo: hay sanciones primarias, secundarias, sanciones a empresas y/ o individuos. Habría que ver qué tipo de sanciones pudiesen aplicarse.

Sin duda se generaría por lo menos un muy serio revés para todo el movimiento (bastante gradual hay que decir) de reconexión de las grandes empresas occidentales con Irán.

Una vez concluído el acuerdo en julio de 2015, prácticamente al día siguiente ya había misiones comerciales y de inversores en Irán, aunque los iraníes dicen que no ha sido tanto como esperaban pero se ha verificado una reapertura de las corrientes financieras y de inversión, de modo que desde el punto de vista estrictamente comercial o económico habría más perjuicio para Irán y para algunos países europeos que para los Estados Unidos. Porque los Estados Unidos, más allá de algunos negocios puntuales, no restableció un flujo comercial muy importante con la República islámica de Irán. Aunque habría que ver si las sanciones se restablecen y a qué nivel.

Seguir de cerca la decisión del Congreso, es el punto más importante…

Sí creo que eso sería lo más importante, ver hacia donde se encamina el Congreso y también ver qué hace Irán, es probable que invoque el incumplimiento del acuerdo, para ello existen mecanismos internos, un comité permanente. De modo que se va ha generar un efecto de dominó bastante importante donde se van a mover las piezas diplomáticas y políticas de modo bastante agitado.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.