Escuchar Descargar Podcast
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 18/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 18/11 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 18/11 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 18/11 14h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 18/11 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 18/11 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 18/11 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 18/11 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 17/11 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 17/11 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 17/11 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 17/11 21h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Oriente Medio

Se refuerza la idea que Riad retiene al Primer Ministro Saad Hariri

media «Estamos todos contigoi» puede leerse en los carteles de Saad Harari, primer Ministro que renunció el 4 de noviembre, 11 noviembre, Beirut, Líbano. REUTERS/Mohamed Azakir

Una semana después de la "renuncia" del Primer ministro libanés, Saad Hariri, el presidente Michel Aoun pidió a Riad "aclare las razones" que impiden el regreso de su Primer ministro a Beirut. Su renuncia habría sido elaborada por los saudíes.

La incertidumbre política crece a pasos agigantados en Líbano al cumplirse una semana de la "renuncia" del Primer ministro Saad Hariri, realizada sorpresivamente el 4 de noviembre desde Riad, capital de Arabia Saudí, luego de un viaje que no estaba programado. Tras intentar infructuosamente por diversos medios comunicarse con Hariri, el presidente Michel Aoun alzó este sábado el tono y públicamente pidió a Riad "aclare las razones" que impiden a Hariri regresar a Beirut.

De acuerdo con la legislación libanesa, la renuncia del Primer ministro sólo será efectiva cuando Hariri la entregue de propia mano al presidente. Pero el aliado de Arabia Saudita sigue sin dar rastros de vida. El sitio de información en línea francés Mediapart en su edición del sábado 11 de noviembre resume bien la situación; "Ni la mínima aparición del primer ministro libanés. Imposible de contactar con él y su familia en Líbano no ha hecho ninguna declaración".

En medio de acusaciones cruzadas entre los dirigentes sauditas (sunníes), Irán y  su aliado el Hezbolah libanés (chiitas), la Casa Blanca hizo un llamado a respetar la soberanía y la independencia del país del Cedro y recordó que Hariri es un aliado fiel de Washington. Por su parte la presidencia francesa  emitió este fin de semana un comunicado en el que  el presidente Emmanuel Macron "recordó la importancia de preservar la estabilidad, la independencia y la seguridad de Líbano".  Más importante, en un tono apenas velado que apunta a Riad, la presidencia francesa "reiteró su llamado a que los dirigentes libaneses sean libres de su movimiento".  Macron deberá encontrarse el martes próximo  con el jefe de la diplomacia libanesa Gabran Bassil.

Por su parte el matutino libanés L'Orient Le Jour publica una declaración del ministro saudí de Asuntos del Golfo, Thamer al-Sabhane, quien escribió su cuenta twitter que Arabia Saudita "pronto revelará la identidad de quien vendió a los libaneses"; Y añade "la agitación al respecto de Hariri es risible".

La agencia de noticias británica Reuters aporta hoy más elementos que probarían que la renuncia de Hariri fue impuesta. Antes de viajar a Riad el 3 de noviembre Hariri fijo citas para los dos siguientes  días con sus colaboradores y aseguró que se encontraría con el presidente egipcio Abdel Fattah al Sissi. Pero apenas llegado al aeropuerto de Riad, Hariri --quien también tiene la nacionalidad saudí- se vio confiscar su teléfono. El sábado 4 le informaron que el príncipe heredero Mohamed ben Salman quería verle; tras hacerle esperar 4 horas le entregaron su discurso de renuncia que leyó ante la televisión saudita.

Aunque existen aún muchas interrogantes sobre la sorpréndete renuncia y misteriosa desaparición de Saad Hariri una cosa está clara, la agitación política al interior de Líbano va en ascenso. El sábado manifestantes quemaron el retrato del príncipe heredero saudí Mohamed ben Salman (también conocido como MBS), y opositores al Hezbollah tiene programado manifestar este domingo en Beirut para denunciar "la injerencia iraní".

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.