Escuchar Descargar Podcast
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 19/01 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 19/01 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 19/01 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 19/01 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 18/01 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 18/01 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 18/01 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 18/01 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 18/01 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 18/01 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 18/01 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 18/01 14h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Últimas noticias
  • Comenzó la décimo jornada de protesta en toda Francia de los "chalecos amarillos".

Tensa calma en la frontera entre Israel y el Líbano

Tensa calma en la frontera entre Israel y el Líbano
 
Unos 11.500 cascos azules supervisan el Sur del Líbano, una zona fronteriza con Israel. Melissa Barra / RFI

Mientras Israel pone en marcha una operación para destruir los túneles construidos por el Hezbolá libanés, del otro lado de la frontera, la Fuerza Provisional de Naciones Unidas para el Líbano (UNIFIL) intenta mantener una frágil paz entre los dos países vecinos. Creado en 1978, este ejército de la ONU incorporó en 2006 contingentes españoles y latinoamericanos, para vigilar una zona de 900 km2.

Un reportaje en el Sur del Líbano de Melissa Barra,

En la región del Sur del Líbano, los paisajes conservan poco de lo que fue la última guerra con Israel en 2006. Solo los vehículos blindados de UNIFIL, los cascos azules de la ONU, recuerdan el conflicto que cobró la vida de más de 1.000 personas en un solo verano.

►► Escuche nuestro el podcast de este reportaje haciendo clic en la imagen◄◄

Tras ese episodio, soldados españoles y latinoamericanos se sumaron a UNIFIL para apoyar al ejército libanés. Ahora patrullan a diario la zona, especialmente la 'Blue Line', una valla -o un muro, dependiendo del lugar- de unos 80 kilómetros de largo que constituye la línea oficial de alto al fuego.

"Nosotros controlamos el cese de hostilidades entre el Líbano e Israel", explica el teniente de caballería Carlos. "Tratamos de identificar algú tipo de dispositivo que pudiera lanzar cohetes o alguna persona haciendo fotos con cámaras profesionales de Israel, ese tipo de cosas."

El objetivo oficial de los cascos azules no es vigilar a la milicia Hezbolá. Pero en la práctica, sí lo hacen. UNIFIL se encuentra en el cruce de misiles y cohetes que se lanzan Israel y el grupo armado libanés. En 2015, un proyectil israelí, que respondía a una agresión de Hezbolá, mató a un soldado español.

Algunos poblados del Sur del Líbano manifiestan su apoyo al partido Hezbolá exhibiendo viejos cohetes como monumentos. Melissa Barra / RFI

Pero el Líbano no percibe al grupo armado igual que su vecino. "En el Sur del Líbano, Hezbolá está con los suyos y no es considerado como una fuerza de provocación", contextualiza Fadi Assaf, fundador de la consultoría Middle East Strategic Perspectives. "Hace parte del sistema político y social, dirige hospitales, tiene ministros en el gobierno y es uno de los grupos parlamentarios más influyentes."

Rebaños fronterizos

Sin embargo, en la zona, las situaciones de escalada de tensión más frencuentes implican el paso accidental de rebaño de un lado a otro de la frontera. Según el teniente coronel José del batallón español, "es tan sencillo como que un pastor deja pasar a su rebaño, la parte contraria se siente agredida, coge las cabras, y el pastor trata de recuperarlas con cuatro escopetas. Pero en general no pasa de ahí."

En la base Miguel de Cervantes, cerca de la ciudad de Marjayoun, UNIFIL entrena al ejército y a la policía libanesa. El sargento Carlos de la Guardia Civil española, que lidera un ejercicio de cacheo, busca mejorar las patrullas locales con técnicas policiales europeas, "para que actúen de manera autónoma y que el Líbano sea un país autosuficiente."

"La gente nos recibe muy bien"

En la región están desplegados 11.500 cascos azules y unas cuarenta nacionalidades. Parte de los 52 uniformados de El Salvador tiene como misión mejorar la calidad de vida de los habitantes. "Acercamos a la población civil para que conozcan un poco de nuestro trabajo como Naciones Unidas", describe la teniente de fragata Doris. "Llevamos asistencia médica, tenemos actividades con los niños, vemos las necesidades que tienen los diferentes poblados, se colabora con material para las escuelas. La gente nos recibe muy bien, como en casa."

Tras 40 años de presencia, todas las fuentes concluyen que el Sur libanés vive un momento de tensa calma y que quedan aún muchos años antes de que el ejército libanés pueda asegurar un control oficial de su territorio.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. ...
  5. siguiente >
  6. último >
Los programas
 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.