Escuchar Descargar Podcast
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 25/06 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 25/06 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 25/06 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 25/06 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 25/06 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 25/06 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 25/06 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 25/06 14h00 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 25/06 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 25/06 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 25/06 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 25/06 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Oriente Medio

Erdogan enfrenta elecciones municipales de alto riesgo en Turquía

media Recep Tayyip Erdogan durante la campaña electoral en Estambul, el 12 de marzo de 2019. REUTERS/Murad Sezer

Este domingo, los turcos acudirán a las urnas para elegir a sus alcaldes. Sin embargo, las elecciones son mucho más que unos simples comicios municipales para el presidente Erdogan.

Con Andrés Mourenza, nuestro corresponsal en Estambul.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan afronta este domingo elecciones municipales en plena tormenta económica, en las que su partido podría sufrir un voto sanción, en particular en Estambul y Ankara.

Cerca de 58 millones de electores turcos serán llamados a las urnas para elegir alcaldes y jefes barriales, conocidos bajo el nombre de muhtares.

Erdogan se ha implicado de lleno en la campaña electoral y ha planteado estos comicios como una “cuestión de supervivencia”, un referéndum en el que se enfrentan aquellos que aman a Turquía y aquellos que representan a los terroristas.

Los analistas consultados sostienen que esta estrategia del mandatario islamista está destinada a impedir que se hablen de otras cuestiones, como la crisis económica que vive el país desde el año pasado.

Una crisis que ha provocado un importante alza de precios, un incremento del desempleo y la quiebra de empresas endeudadas. El Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) había construido su éxito electoral gracias al buen desempeño de la economía, pero la economía turca entró en recesión por primera vez hace diez años y la inflación, alimentada por la caída de la lira, ha afectado duramente a los consumidores.

La oposición, como ya hizo en las legislativas del año pasado, creó un frente anti-Erdogan y presenta candidatos comunes en varias ciudades, en particular Estambul y Ankara. En cuanto al HDP prokurdo, debilitado por varios arrestos, se concentra en el sureste de Turquía.

Los islamistas turcos controlan los principales ayuntamientos del país desde hace 25 años y los han convertido en una de las bases de su poder, sirviéndose de ellos para cimentar su apoyo entre amplias capas de la sociedad turca.

Sin embargo, algunas encuestas prevén que importantes alcaldías como Ankara o Estambul, donde Erdogan designó como candidato a su exprimer ministro Binali Yildirim, podrían pasar a manos de la oposición, lo que sería un duro golpe para el presidente turco.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.