Escuchar Descargar Podcast
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 15/07 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 15/07 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 15/07 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 15/07 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 15/07 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 15/07 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 15/07 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 15/07 14h00 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 15/07 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 15/07 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 15/07 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 15/07 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Oriente Medio

Guía para entender las elecciones parlamentarias en Israel

media Benny Gantz (izquierda) es el más fuerte oponente del primer ministro Benjamin Netanyahu (derecha) en las elecciones legislativas del 9 de abril de 2019. Thomas Coex – Jack Guez / AFP

Las elecciones de un nuevo parlamento fueron convocadas de manera anticipada por el primer ministro, Benjamin Netanyahu, para este martes 9 de abril. ¿Se mantendrá Netanyahu en el poder? La última palabra la tienen los votantes.

Por Daniela Blandón Ramírez

Las elecciones de un nuevo parlamento fueron convocadas de manera anticipada por el primer ministro, Benjamin Netanyahu, para este martes 9 de abril. ¿Se mantendrá Netanyahu en el poder? La última palabra la tienen los votantes.

Los de este martes 9 de abril serán unos comicios en los que uno de los temas de fondo y que plantea mayores incertidumbres es la permanencia o no del primer primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en el poder por un quinto periodo consecutivo.

El Parlamento israelí, también conocido como el Knéset, será disuelto para dar paso a un nuevo Congreso. Y se hará de manera anticipada, es decir, antes de que culmine el periodo legislativo en noviembre próximo.

La decisión de convocar a la ciudadanía a unos comicios adelantados fue de la propia coalición de Gobierno liderada por Netanyahu, cuyo partido principal es el Likud. Esta decisión tiene una razón fundamental: los conflictos políticos entre los partidos de coalición de Gobierno.

La coalición se ha enfrentado en los últimos tiempos a una intensa presión política que aumentó con la partida del exministro de Defensa, Avigdor Lieberman, y su partido "Israel Nuestra Casa", a mediados de noviembre de 2018.

El 20 de enero de 2019, el ex ministro de defensa de Israel, Avigdor Lieberman, conversa durante la apertura de su campaña del partido Yisrael Beiteinu para las elecciones israelíes. Menahem Kahana / AFP

La reducción del número de escaños en el Parlamento dejó a la coalición de Gobierno con 61 asientos incluido el partido Likud y 59 para la oposición. Por eso se citó a elecciones anticipadas.

Algunos observadores de la política interna de Israel creen que la crisis al interior de los partidos que apoyan al primer ministro está más conectada con los problemas judiciales de Netanyahu, que con cualquier otra cosa.

Ningún partido podría obtener la mayoría de los votos

En las elecciones de este martes 9 de abril, 40 partidos políticos se disputarán120 escaños en el Parlamento israelí, pero ninguno de ellos tiene los votos suficientes para gobernar solo (ni lo han tenido desde las primeras elecciones de Israel en 1949).

Los partidos que participarán en las elecciones parlamentarias representan una amplia gama de alianzas y agrupaciones, incluido un significativo bloque árabe-israelí. Por lo tanto, se espera un replanteamiento político del actual Parlamento.

Parlamento israelí. France 24

Benny Gantz: la piedra en el zapato de Netanyahu

Netanyahu, a nombre del partido de derecha Likud, ha tenido algunos “logros” diplomáticos como una sólida relación con el presidente estadounidense, Donald Trump, la transferencia de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén, la apertura de Israel a muchos países árabes, y el acercamiento al ruso Vladimir Putin.

El 25 de marzo de 2019, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostiene una proclamación en la que reconoce los Altos del Golán como territorio israelí y posa junto al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Saul Loeb / AFP

Con una mínima ventaja en las encuestas, está el exmilitar Benny Gantz, visto como el más fuerte rival de Netanyahu, quien encabeza la coalición Azul y Blanco (los colores de la bandera de Israel), formada por tres partidos: Resiliencia para Israel, el centrista Yesh Atid, del exministro Yair Lapid, y el movimiento Telem.

El Partido Laborista Israelí, liderado por Avi Gabai, de 52 años, está buscando recuperar su gloria histórica después de haber dominado la vida política del país durante muchos años. Pero sus posibilidades son escasas frente a las alianzas forjadas por varios partidos de derecha.

Entre los partidos clasificados de "extremismo religioso" está el Shas, compuesto por judíos de ascendencia europea y el Judaísmo Unido de la Torá, formado por judíos de Europa del Este (Ashkenazim).

Estos dos partidos tienen actualmente 13 escaños y representan el diez por ciento de la población judía religiosa. Ambos anunciaron su apoyo a Benjamin Netanyahu.

Los partidos árabe-israelíes, otros actores en la contienda

los ciudadanos árabe-israelíes constituyen alrededor de una quinta parte de la población en el país. Cuando sus representantes se unieron en una lista conjunta en 2015, sorprendieron con 13 escaños en el Knéset, siendo la tercera fuerza política.

Cuatro partidos árabes entrarán en las elecciones del 9 de abril con dos listas: La del Frente Árabe Demócrata y Árabe para el Cambio y la lista de la Unión Árabe y el Partido Tagammu, que se compone del Movimiento Islámico del Sur y el Partido Democrático del Sur, un partido nacionalista árabe fundado por el ex diputado Azmi Bishara.

¿Cómo funcionan las coaliciones en Israel?

Una vez que se conozcan los resultados, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, deberá elegir al legislador que crea, tiene la mejor oportunidad de formar una coalición (de ahí la importancia para el actual primer ministro de conquistar la mayor cantidad de votos).

El candidato, que no necesariamente tiene que ser el jefe del partido que ganó la mayoría de los votos, tiene hasta 42 días para formar un Gobierno. De no hacerlo, el presidente le pediría a otro político que lo intente.

Es probable que, de lograr una victoria partidista en las elecciones, Netanyahu busque una coalición similar a su gobierno actual, con partidos ultranacionalistas y judíos ortodoxos.

¿Cuál es el número de votantes y cómo funciona el sistema electoral?

Unos 6,3 millones de votantes habilitados están llamados a participar en el proceso. En 2009, se registró una no despreciable tasa de participación del 72,3 por ciento.

El de Israel es un sistema de votación proporcional, que permite a los pequeños partidos lograr escaños, ya que entre más votos tenga, más sillas gana.

Pero también hay un umbral. Para ingresar al Parlamento, cada partido debe obtener al menos el 3,25 por ciento de los votos. Los que lo superen, obtendrán automáticamente al menos cuatro escaños, pero si el resultado es menor a ese porcentaje, el partido queda excluido.

La hegemonía de Netanyahu versus la popularidad de un exmilitar

Apodado "King Bibi" por revistas como Time y The Economist, Netanyahu ha tenido un discurso endurecido contra los palestinos y se presenta a sí mismo como víctima de los prejuicios de los medios de comunicación y del sistema judicial.

Un israelí pasa junto a carteles con el retrato del primer ministro, Benjamin Netanyahu, en el mercado de Mahané Yehudá en Jerusalén el 8 de abril de 2019, un día antes de las elecciones. Thomas Coex / AFP Thomas Coex / AFP

Benny Gantz ha buscado adeptos basado en su fuerte: la seguridad nacional. Dice ser la salvación para una sociedad dividida religiosa y étnicamente.

Benny Gantz, líder de la coalición Azul y Blanco, se toma una selfie junto con sus partidarios fuera de la sede del partido en Tel Aviv, Israel, el 8 de abril de 2019. Amir Cohen / Reuters

Con EFE, Reuters y AP

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.