Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 25/03 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 25/03 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 25/03 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 25/03 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 25/03 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 25/03 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 25/03 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 25/03 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 25/03 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 25/03 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 25/03 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 25/03 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Sociedad

#Trashtag, el desafío para limpiar el planeta que se volvió viral

media 'Tomen una foto de un sitio que necesita ser limpiado o arreglado, y tomen luego una foto después de haber hecho algo para cambiarlo, y postéenla', propuso Byron Román. Facebook Byron Román

#trashtagchallenge, o #trashtag, no es de esos desafíos peligrosos para los jóvenes que hemos visto aparecer en los últimos años en las redes sociales. Esta vez, se trata de actuar por el bien del planeta, limpiando lugares llenos de basura.

Desde hace unos días, un nuevo reto invade las redes sociales. ¿Su origen? Un tal Byron Román, que el 5 de marzo pasado retomó el hashtag #trashtag, lanzado por una empresa en 2015 para concientizar sobre el tema de los desechos, y propuso en Facebook un nuevo desafío a “todos los adolescentes aburridos”: “Tomen una foto de un sitio que necesita ser limpiado o arreglado, y tomen luego una foto después de haber hecho algo para cambiarlo, y postéenla”.

Se trata pues de recoger la basura que otros tiran, ya sea en la calle, playas o montañas y de esta manera limpiar el medio ambiente, para luego publicar una foto del antes y del después.

El #trashtagchallenge, o #trashtag, o #basurachallenge, estaba hecho al principio para los amigos de Byron, pero en pocos días, el reto cobró impulso y se le sumaron miles de ciudadanos por el planeta. “A los que siempre dicen ‘soy sólo una persona, ¿qué puedo hacer?’, esto es la prueba de que sí pueden hacer algo”, escribió Byron en un nuevo post unos días después.

El pasado 5 de marzo, la organización ecologista WWF revelaba, en un informe titulado “Contaminación por plástico: ¿de quién es la culpa?”, cifras aterradoras sobre la cantidad de desechos plásticos, que podría aumentar aún en un 41% de aquí al 2030.

Además, este 13 de marzo, la ONU ha vuelto a llamar la atención sobre la crisis medioambiental. El Departamento de Medio Ambiente (PNUMA) difundió un análisis en el que concluyeron que “se requieren medidas urgentes ahora”, puesto que “el estado general del medio ambiente ha seguido deteriorándose en todo el mundo”.

Más allá de las puestas en escenas destinadas a las redes sociales, el #trashtag permite tomar conciencia del impacto de los desechos sobre el planeta. Según las últimas cifras del Banco Mundial, la producción de desechos es de 2.010 millones de toneladas por año a nivel mundial. Si no se hace nada, este volumen aumentará en un 70% de aquí a 2050.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.