Escuchar Descargar Podcast
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 22/09 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 22/09 23h00 GMT
  • 21H03 - 21H30 TU
    Resto del programa 22/09 21h03 GMT
  • 21H00 - 21H03 TU
    Informativo 22/09 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 22/09 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 22/09 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 22/09 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 22/09 14h00 GMT
  • 12H03 - 12H30 TU
    Resto del programa 22/09 12h03 GMT
  • 12H00 - 12H03 TU
    Informativo 22/09 12h00 GMT
  • 10H03 - 10H30 TU
    Resto del programa 22/09 10h03 GMT
  • 10H00 - 10H03 TU
    Informativo 22/09 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Cable de noticias

La rebelde Masaya se alzó y exige la renuncia de Ortega en Nicaragua

Por AFP
media Una mujer pasa el 18 de junio de 2018 ante un grupo de opositores armados con morteros en Masaya, Nicaragua AFP

La ciudad nicaragüense de Masaya mantendrá bloqueadas sus calles hasta que el presidente Daniel Ortega y su esposa y vicepresidente Rosario Murillo "abandonen el poder", dijeron este lunes dirigentes opositores.

"Nuestras barricadas se mantienen porque son nuestra única defensa pacífica y cívica" para impedir el ingreso de las camionetas "asesinas" para capturar, torturar y asesinar a jóvenes, dijeron en rueda de prensa líderes de "la Resistencia Cívica" de esa ciudad.

El levantamiento de los tranques (bloqueos) que afectan a un 70% de las vías en el país, es una exigencia del gobierno en el diálogo con la oposición porque alega que impide la libre circulación de personas y mercancías.

Masaya, 30 kilómetros al sureste de Managua, un bastión de la lucha contra la dictadura de Anastasio Somoza en 1979, se rebeló esta vez contra Ortega, que comandó las acciones contra el régimen depuesto.

Las protestas encabezadas por estudiantes contra una reforma al seguro social y que luego se generalizó a otros sectores por la dura represión del gobierno, que en dos meses deja un saldo de 180 muertos y más de 1000 heridos.

La carretera a Masaya, que conecta a la capital y por donde circulan unos 50.000 vehículos diarios, ahora esta cerrada por barricadas de árboles talados, piedras, vallas publicitarias arrancadas o cualquier objeto que sirva para impedir el paso.

- Ciudad paralizada -

Tras las barricadas que se multiplican en la extensa vía están decenas de muchachos, hombres y mujeres encapuchados, pero se advierte que con dificultad alcanzan los 18 años, constató un equipo de video y foto de AFP.

La ciudad con una población de 100.000 habitantes, la mayoría artesanos y pequeños agricultores, esta virtualmente paralizada, no funciona ninguna autoridad civil ni de policía, cuyo comando esta cercado por barricadas que impiden salir a sus agentes.

Las barricadas "se pusieron para poner fin a los saqueos e incendios" provocados por la policía y turbas afines al gobierno, según el comunicado leído ante periodistas por dirigentes de Masaya que cubrían sus rostro con playeras o pasamontañas por seguridad.

"Denunciamos las maniobras y mentiras sistemáticas" de Ortega y Murillo quienes proclaman la paz pero desarrollan "una guerra terrorista y cobarde en contra de la ciudad de Masaya", añaden.

Los dirigentes de la resistencia afirmaron que su lucha "es inclaudicable" hasta que Nicaragua sea libre y que continuarán defendiéndose con las barricadas, piedras y morteros en una "evidente desigualdad" contra las tropas gubernamentales que "nos disparan a matar con armas de alto calibre y fusiles de guerra".

Por esta resistencia pacífica la policía, bandas paramilitares y turbas adeptas al régimen "se han ensañado contra nuestra ciudad" 20 personas han muerto en los dos meses de protesta, dijeron.

No obstante, declararon su apoyo a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia que participa en el diálogo nacional con el gobierno en la búsqueda de una salida a la crisis.

"Nuestra lucha es pacífica y cívica, no armada, contrario a la pretensión del dictador, quien quiere llevarnos al infierno de la guerra para justificar una intervención del ejército", acusaron.

La institución armada ha declarado que no reprimirá las protestas ciudadanas y que su rol es la de proteger objetivos vitales para el funcionamiento del país.

Los pobladores de Masaya instaron a la jefatura del cuerpo armado a pronunciarse "de forma clara e inequívoca si está a favor del pueblo o de una dictadura familiar incapaz de gobernar".

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.