Escuchar Descargar Podcast
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 16/11 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 16/11 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 16/11 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 16/11 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 16/11 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 16/11 10h00 GMT
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 15/11 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 15/11 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 15/11 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 15/11 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 15/11 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 15/11 16h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Cable de noticias

Banksy admite que había previsto la autodestrucción total de obra subastada

Por AFP
media Empleados de la casa de subastas Sotheby's junto a la nueva obra del artista Banksy, la autodestruida "Girl with Balloon", convertida ahora en "Love is in the Bin", el 12 de octubre de 2018 en Londres AFP

El artista británico Banksy reconoció que su último golpe de efecto, la autodestrucción parcial de una obra tras haber sido adjudicada por un millón de libras, no fue exactamente como estaba previsto.

El artista callejero causó sensación el 5 de octubre, cuando hizo que una obra suya quedara parcialmente rasgada instantes después de haberse vendido en un remate en la casa Sotheby's de Londres por 1,042 millones de libras (1,2 millones de euros; 1,4 millones de dólares).

En un video publicado en redes sociales, Banksy explicó cómo había integrado un mecanismo en el espeso marco dorado que permitía rasgar la obra "Girl with Balloon", una reproducción en acrílico y aerosol de una de sus pinturas más conocidas --una niña que deja volar un globo rojo con forma de corazón--.

Pero tras el evento sobrevolaba una duda: ¿Por qué solo se deslizó la mitad de la pintura? ¿Quería eso decir algo concreto que no se entendió correctamente?

En un video publicado en Instagram esta semana, el artista reconoció que la respuesta era bien sencilla: la pintura se quedó atascada.

"En los ensayos funcionó todo el tiempo", escribió en un video de tres minutos de duración en el que muestra los intentos previos con otras reproducciones, que terminan completamente trituradas.

Según Banksy --cuya identidad sigue siendo un misterio-- la casa de remates no estaba al corriente de que la obra iba a autodestruirse.

"Hay gente que cree que realmente no se rasgó. Sí lo hizo. Hay gente que cree que la casa de subastas estaba al tanto. No lo estaba", escribió el artista en Instagram.

Sotheby's había asegurado que lo ocurrido la tomó por sorpresa.

A pesar de todo, anunció que la venta había sido validada y la obra renombrada "Love is in the bin" ("El amor está en la basura").

"Banksy no destruyó una obra de arte durante la subasta, sino que creó una", afirmó en un comunicado Alex Branczik, jefe del departamento de arte contemporáneo de Europa de Sotheby's.

La compradora, que según Sotheby's es una coleccionista europea, dijo haberse sentido "conmocionada al principio". "Pero poco a poco me di cuenta de que iba a poseer mi pedazo de historia del arte", explicó en el comunicado.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.