Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 12/12 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 12/12 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 12/12 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 12/12 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 12/12 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 12/12 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 12/12 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 12/12 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 12/12 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 12/12 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 12/12 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 12/12 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Cable de noticias

Corea del Norte dice haber probado una nueva "arma táctica ultramoderna"

Por AFP
media El líder norcoreano, Kim Jong Un (C), durante un test de un arma táctica, en una ubicación sin definir, en una fotografía distribuida por la agencia norcoreana KCNA el 16 de noviembre de 2018, de la que la AFP no puede verificar su autenticidad KCNA VIA KNS/AFP

El líder norcoreano, Kim Jong Un, supervisó las pruebas de un "arma táctica ultramoderna de nuevo desarrollo", informó este viernes la prensa estatal de Pyongyang, en un momento en que las conversaciones sobre la desnuclearización de la península parecen en punto muerto.

Es la primera información oficial de una prueba armamentística de Corea del Norte desde hace casi un año, cuando Pyongyang se comprometió con un proceso diplomático con Estados Unidos por su programa nuclear y de misiles.

Kin Jong Un "visitó el terreno de prueba de la Academia de Ciencias de Defensa y supervisó un ensayo de un arma táctica ultramoderna de nuevo desarrollo", dijo la agencia de prensa oficial norcoreana, KCNA.

La prueba fue exitosa, según la agencia, que no especificó de qué tipo de artefacto se trató.

La suspensión por parte de Pyongyang de las pruebas de armas nucleares y misiles balísticos resultó clave para los veloces avances diplomáticos logrados este año en las negociaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos, y fue elogiada en varias ocasiones por el presidente Donald Trump.

Trump y Kim se reunieron en una cumbre histórica en Singapur en junio, donde firmaron un vago documento sobre la desnuclearización de la península.

Pero los avances se quedaron estancados desde entonces, y Washington y Pyongyang no se ponen de acuerdo en el significado del documento. Un regreso de las pruebas plantearía dudas sobre el futuro del proceso.

El uso de la palabra "tácticas" en la información de KCNA sugiere que no estuvieron implicados misiles balísticos de largo alcance ni dispositivos nucleares, y por el momento no había indicaciones de que el Sur hubiera detectado dichas pruebas.

No obstante, uno de los altos cargos militares mencionado como acompañante de Kim fue Pak Jong Chon, al que la página web especializada NK Leadership Watch identifica como jefe del comando de artillería de las fuerzas armadas norcoreanas.

- La paciencia "se está acabando" -

Kim expresó su "gran satisfacción" y dijo que el test supone "un giro decisivo para apoyar la capacidad de combate" del ejército del Norte, según KCNA.

El "arma arma táctica ultramoderna" fue desarrollada durante un largo periodo y su "gran éxito sirve como otra notable demostración de la validez de la política del Partido de priorizar la ciencia y la tecnología de defensa y el rápido desarrollo de la capacidad defensiva", añadió.

En 2017, Corea del Norte anunció haber realizado su mayor ensayo nuclear hasta la fecha y disponer de cohetes capaces de alcanzar todo el territorio continental estadounidense.

Poco después, Kim dijo que se había concluido el desarrollo de su arsenal nuclear, que Pyongyang asegura necesitar ante una posible invasión de Estados Unidos.

Pero los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur motivaron un acercamiento diplomático en la península, favoreciendo la cumbre Trump-Kim en Singapur y otros tres encuentros entre el líder norcoreano y el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

Está previsto que este año se produzca una nueva reunión entre Kim y Trump.

No obstante, Pyongyang reclama que se rebajen las sanciones de las que es objeto por sus programas armamentísticos. Washington insiste en que las medidas deberían mantenerse vigentes hasta la desnuclearización "final y completamente verificada" del Norte.

Según el profesor Yang Moo-jin de la Universidad de Estudios de Corea del Norte en Seúl, esta prueba fue "una señal para Estados Unidos enviada antes de conversaciones de alto nivel de que su paciencia también se está acabando", dijo a la AFP.

Después de la cumbre de Singapur, Trump anunció la suspensión de sus ejercicios militares conjuntos con el Sur, un aliado de Washington, y los consideró "provocativos", en línea con las denuncias del Norte.

Pero a principios de mes los dos aliados retomaron un ensayo a pequeña escala, motivando críticas en la prensa norcoreana.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.