Escuchar Descargar Podcast
  • 23H10 - 23H30 TU
    Resto del programa 12/12 23h10 GMT
  • 23H00 - 23H10 TU
    Informativo 12/12 23h00 GMT
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 12/12 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 12/12 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 12/12 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 12/12 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 12/12 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 12/12 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 12/12 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 12/12 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 12/12 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 12/12 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Cable de noticias

Lo que hay que saber sobre el submarino argentino hundido en el Atlántico

Por AFP
media El portavoz de la Armada argentina, capitán de navío Enrique Balbis, el 17 de noviembre de 2018 en conferencia de prensa en Buenos Aires al informar sobre el hallazgo en el fondo del mar del submarino "ARA San Juan" AFP

El submarino argentino "ARA San Juan", desaparecido en el Atlántico sur con 44 tripulantes a bordo, fue ubicado en el fondo del mar a un año y un día de su último contacto, con señales de haber implosionado.

La nave fue encontrada a 907 metros de profundidad y a 500 km de la costa argentina, en el Golfo San Jorge, en la zona donde se perdió hace 366 días.

- La búsqueda -

El submarino dio su última señal el 15 de noviembre de 2017, cuando viajaba por el Golfo San Jorge entre la ciudad de Ushuaia, 3.200 km al sur, de donde había zarpado hacia su apostadero habitual en el puerto de Mar del Plata, 400 km al sur de Buenos Aires.

La alerta de su desaparición se dio 48 horas más tarde y comenzó una búsqueda intensa dificultada por tormentas, vientos fuertes y olas de hasta 12 metros de alto sobre el océano.

A los 15 días, la Armada dio por terminada la búsqueda de sobrevivientes, un golpe duro para los familiares que confiaban en rescatarlos con vida.

Un total de 13 países participaron del operativo con despliegue de aeronaves, barcos y 4.000 hombres. Sin resultados, la mayoría abandonó la tarea en los últimos días de 2017.

La búsqueda se suspendió en el invierno austral. La presión de los familiares, que realizaron una protesta con permanencia de 54 días en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, llevó a la contratación de la empresa estadounidense Ocean Infinity, que cuenta con alta tecnología para el rastreo.

Argentina se comprometió a pagar una prima de 7 millones de dólares en caso de éxito, que se sumarán a los 920 millones de pesos (25,5 millones de dólares) ya invertidos, según el ministerio de Defensa.

El buque de Ocean Infinity zarpó el 7 de septiembre con cuatro familiares de los tripulantes a bordo como veedores. Dos meses después y sin novedades anunciaron la suspensión del rastreo hasta diciembre.

La jueza Marta Yañez, a cargo de la investigación, ordenó verificar antes una zona más alejada donde sonaristas habían detectado ruidos semejantes a golpes de casco que los familiares asociaban a un pedido de auxilio. En ese recorrido, el submarino fue localizado.

- Implosión -

"Habiéndose investigado el punto de interés N°24 informado por Ocean Infinity, mediante la observación realizada con un ROV a 800 mts de profundidad, se ha dado identificación positiva al "AraSanJuan", informó la Armada la medianoche del viernes. Luego se aclaró que la nave siniestrada estaba a 907 metros de profundidad.

El submarino está a 91,2km al norte del lugar donde hizo su ultima comunicación y a 41 km de donde se había detectado una "anomalía hidroacústica consistente con una explosión".

Ahora se sabe que el submarino sufrió una implosión. "Se lo ve completo pero obviamente implosionado", dijo Gabriel Attis, jefe de la Base naval. El casco está abollado hacia el interior. La implosión se produce cuando la presión del mar supera la de la atmósfera del submarino, explicó la marina.

El comandante del submarino, capitán de fragata Pedro Martín Fernández, había reportado una avería en las baterías como incidente superado, que se había producido por un cortocircuito generado por el ingreso de agua de mar por el snorkel.

Un submarino de este tipo generalmente está equipado con cuatro baterías de 50 toneladas cada una. Contienen plomo y ácido sulfúrico.

- Hecho en Alemania -

El buque, construido por la fábrica alemana Thyssen Krupp, fue botado en 1983. Entró en servicio en 1985 en la Armada Argentina. Con 66 metros de largo (eslora), estaba equipado con torpedos y fue relanzado en junio de 2014 desde el astillero Tandanor en Buenos Aires, tras ocho años de importantes operaciones de mantenimiento.

Para la Armada Argentina, estaba "en pleno funcionamiento". Se utilizó principalmente para ejercicios y misiones de vigilancia para hacer cumplir regulaciones argentinas de pesca en el Atlántico Sur, donde muchos buques extranjeros se aventuran ilegalmente. Argentina tiene otros dos submarinos: el San Luis, en reparación, y el Salta, amarrado en la base de Mar del Plata.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.