Escuchar Descargar Podcast
  • 21H10 - 21H30 TU
    Resto del programa 22/04 21h10 GMT
  • 21H00 - 21H10 TU
    Informativo 22/04 21h00 GMT
  • 16H03 - 16H30 TU
    Resto del programa 22/04 16h03 GMT
  • 16H00 - 16H03 TU
    Informativo 22/04 16h00 GMT
  • 14h10 - 14h30 GMT
    Resto del programa 22/04 14h10 GMT
  • 14h00 - 14h10 GMT
    Informativo 22/04 14h00 GMT
  • 12H10 - 12H30 TU
    Resto del programa 22/04 12h10 GMT
  • 12H00 - 12H10 TU
    Informativo 22/04 12h00 GMT
  • 10H10 - 10H30 TU
    Resto del programa 22/04 10h10 GMT
  • 10H00 - 10H10 TU
    Informativo 22/04 10h00 GMT
  • 23H03 - 23H30 TU
    Resto del programa 21/04 23h03 GMT
  • 23H00 - 23H03 TU
    Informativo 21/04 23h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Cable de noticias

La fuerza propagandística del EI va a perdurar, según expertos

Por AFP
media Una imagen de propaganda del Estado Islámico (EI) difundida el 17 de marzo de 2014 en Irak AL-FURQAN MEDIA/AFP/Archivos

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) perdió este sábado su autoproclamado "califato", pero sus brutales videos de ejecuciones seguirán atormentando al mundo durante años y servirán de modelo para sembrar el terror, afirman analistas.

En su apogeo en 2015, cuando el "califato" ocupó en Siria e Irak un territorio casi del tamaño de Reino Unido, el grupo sunita inundó las redes sociales con videos en los que mostraba terribles ejecuciones de soldados y civiles "infieles".

Hoy, con sus principales líderes muertos o huidos, sus combatientes vencidos, sus centros mediáticos destruidos, su otrora sofisticada maquinaria propagandística ha quedado prácticamente reducida a escombros.

No obstante, las imágenes de un soldado sirio aplastado vivo por un tanque, de un piloto jordano quemado vivo en una jaula y de otras innumerables atrocidades perdurarán.

"Claramente estas imágenes se quedarán grabadas en nuestras mentes, como se quedó grabado Al Qaida incluso después de la muerte de Osama bin Laden", estima Charlie Winter, investigador del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización (ICSR) del King's College de Londres.

- Sembrar el terror -

El Estado Islámico no fue el primer grupo en utilizar la violencia como herramienta de propaganda. Al Qaida publicó el video de la decapitación del periodista estadounidense Daniel Pearl en Pakistán en 2002 y los carteles de drogas mexicanos también han grabado decapitaciones para sembrar el terror.

Pero la retórica a la Hollywood de los videos del EI, y el uso de Facebook, Twitter, YouTube y el servicio encriptado Telegram ayudaron a que sus clips tuvieran una mayor difusión.

El EI invirtió "mucho más tiempo, mucho más dinero, mucha más energía y mucho más capital humano en la producción de propaganda que otros grupos antes", explicó Winter. "Fue el pionero en la optimización e industrialización de la producción de la propaganda".

Según analistas, el grupo utilizó con mucha habilidad las redes sociales para radicalizar a miles de jóvenes musulmanes.

Para ampliar su audiencia, utilizó hashtags populares, incluyendo algunas relacionadas con la Copa del Mundo de 2014 en Brasil y con el cantante canadiense Justin Bieber.

Y paralelamente a los videos e imágenes de crucifixiones y decapitaciones que dominaban los titulares internacionales, otros videos del EI mostraban un aspecto más suave de la vida en el califato.

"La mayoría de los videos, y en general la mayor parte del contenido web producido por el EI en ese momento, eran en realidad contenidos utópicos, con los que trataban de demostrar que estaban tratando de construir un Estado utópico, una sociedad utópica", explica a la AFP Marc Hecker, experto en política exterior del Instituto Francés de Asuntos Internacionales (IFRI).

- Selfis -

Los combatientes extranjeros estuvieron en primera línea en esta campaña propagandística, tomándose selfis con rifles al hombro y una sonrisa de oreja a oreja, algo que el periodista francés especialista del yihadismo, David Thomson, bautizó como la "LOL yihad".

"Sus comunicantes eran jóvenes de unos veinte años que hacían lo mismo que hacían en sus países. No estaban haciendo nada excepcional", explica Raffaello Pantucci, director de estudios de seguridad internacional del Royal United Services Institute (RUSI).

Su presencia en las redes sociales los convirtió en un objetivo prioritario para las agencias de inteligencia internacionales. Así, en agosto de 2016, Abu Mohamed Adnani, portavoz del EI, murió en un ataque aéreo estadounidense en el norte de Siria.

Bajo presión de los gobiernos occidentales, Facebook y Twitter también tomaron medidas para filtrar el contenido violento del EI y otros grupos terroristas.

En la actualidad, los propagandistas del EI utilizan sobre todo el "dark web", una parte de Internet fuertemente encriptada y casi imposible de regular, o la aplicación Telegram, para animar a sus partidarios a lanzar ataques.

Según el experto Charlie Winter el impacto del EI en la propaganda terrorista ha sido "enorme". "Globalizó la ideología (terrorista) como nadie lo había hecho antes. Y esto tendrá un impacto en los grupos yihadistas en los años venideros".

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.