Escuchar Descargar Podcast
  • 23h13 - 23h30 GMT
    Resto del programa 25/06 23h13 GMT
  • 23h00 - 23h13 GMT
    Informativo 25/06 23h00 GMT
  • 21h13 - 21h30 GMT
    Resto del programa 25/06 21h13 GMT
  • 21h00 - 21h13 GMT
    Informativo 25/06 21h00 GMT
  • 16h13 - 16h30 GMT
    Resto del programa 25/06 16h13 GMT
  • 16h00 - 16h13 GMT
    Informativo 25/06 16h00 GMT
  • 14h03 - 14h30 TU
    Resto del programa 25/06 14h03 GMT
  • Emission espagnol 14h00 - 14h03 tu
    Informativo 25/06 14h00 GMT
  • 12h13 - 12h30 GMT
    Resto del programa 25/06 12h13 GMT
  • 12h00 - 12h13 GMT
    Informativo 25/06 12h00 GMT
  • 10h13 - 10h30 GMT
    Resto del programa 25/06 10h13 GMT
  • 10h00 - 10h13 GMT
    Informativo 25/06 10h00 GMT
Para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia, necesita instalar el plugin Flash en su navegador. Para poder conectarse, debe activar las cookies en los parámetros de su navegador. Para una navegación óptima, el sitio de RFI es compatible con estos navegadores: Internet Explorer 8 y +, Firefox 10 y +, Safari 3 y +, Chrome 17 y + etc.
Cable de noticias

Bélgica vota en cita electoral triple, auge esperado de ecologistas

Por AFP
media Personas pasan delante de carteles electorales para los comicios del 26 de mayo de 2019 en Bélgica (foto tomada el 18 de mayo de 2019 en Bruselas) AFP/Archivos

Además de su cuota de eurodiputados, los belgas votan este domingo para escoger a sus diputados regionales y nacionales en unos comicios que podrían saldarse por un declive de los partidos tradicionales, en beneficio de los ecologistas.

Unos ocho millones de belgas están obligados a votar en los colegios, que abrieron a las 06H00 GMT, hasta las 14H00 GMT. Las primeras tendencias y resultados se esperan a última hora de la tarde.

Las miradas estarán puesta en la Nueva Alianza Flamenca (N-VA), que en 2014 dejó en un segundo plano su programa independentista y se convirtió en el pilar fuerte del gobierno de coalición liderado por el francófono liberal Charles Michel.

Pero a finales de 2018, seis meses antes de los comicios, dejó caer al gobierno por su oposición a la firma del Pacto Mundial sobre Migración de la ONU. Ahora espera liderar el futuro ejecutivo con Jan Jambon, ex ministro de Interior.

Aunque no lo tiene fácil en este reino dividido entre flamencos neerlandófonos al norte, valones francófonos al sur y una minoría de habla alemana al este, y que tiene en su ADN político los gobiernos de coalición difíciles de alumbrar.

Las diferentes corrientes políticas -socialistas, liberales, democristianos, ecologistas...- se desdoblan con un partido para francófonos y otro para neerlandófonos. Y todos ellos se reparten los 150 escaños del Parlamento belga.

Ante la falta de mayoría, según los sondeos, no aparecen por ahora nuevos socios para que haya un gobierno similar al formado entre 2014 y 2018 por la N-VA, los democristianos flamencos (CD&V) y los liberales tanto francófonos (MR) como flamencos (Open VLD).

Por separado, la N-VA sería el primer partido con 27 diputados frente a los 31 actuales, según los sondeos, impulsada por su omnipresencia en Flandes, región rica de Bélgica que escoge el 58% de los diputados de la Cámara de Representantes.

Pero sumando los partidos de ambas comunidades por tendencias, los socialistas -primer partido en la región más modesta de Valonia- obtendrían 29; los ecologistas y los liberales, 26 cada uno; y los democristianos, 20.

Los ecologistas, que serían la primera fuerza en la región de Bruselas, buscan aprovechar la caída de liberales y democristianos para pesar en la formación del próximo gobierno, reforzados por las protestas estudiantiles sobre el clima.

El Partido del Trabajo de Bélgica (izquierda radical) debería también progresar en la zona francófona del país, mientras que se espera un auge de los ultraderechistas del Vlaams Belang (Interés flamenco) en Flandes.

- Longitudes de onda diferentes -

"Las derechas radicales cuentan con una dinámica positiva allí en Europa donde la cuestión identitaria está presente, como en Flandes", apunta el politólogo Pascal Dewit, de la Universidad Libre de Bruselas (ULB).

Sobre la cuestión de los refugiados, el antiguo secretario de Estado de Migración, Theo Francken (N-VA), alimentó las tesis del Vlaams Belang, abiertamente antimigración. "En la retórica, era lo mismo", según el politólogo.

Una región de Flandes muy anclada a la derecha frente a unos valones que confirman su preferencia por los socialistas, aunque debilitados, puede acabar con el sueño de los ecologistas de ser una fuerza clave, según varios expertos consultados.

Para Delwit, "en el sistema belga, es realmente difícil ser imprescindible". "Se puede hacer sin problemas un gobierno federal sin los ecologistas", agrega el politólogo Vincent Laborderie.

Para este último, el escenario más probable es una reedición de la coalición saliente del partido de Michel con los liberales y democristianos flamencos, en torno a la N-VA y con el apoyo quizás de los centristas francófonos del CDH.

Aunque del lado francófono, salvo el partido del primer ministro, todo el mundo rechazó aliarse con la N-VA, los analistas llaman a "relativizar las declaraciones electorales".

A Bélgica, país de 11 millones de habitantes y sede de las principales instituciones de la Unión Europea (UE) y de la OTAN, se la conoce por las largas negociaciones para formar gobierno que, en 2010-2011, tomaron 541 días.

 
Lo sentimos, el tiempo de conexión disponible para esta operación se ha terminado.